Borrar
Ropero solidario de la calle Don Bosco.
«Hay gente que lleva toda su vida en una mochila»

«Hay gente que lleva toda su vida en una mochila»

Fernando de Castro, uno de los fundadores del ropero solidario de la calle Don Bosco, recibe diariamente medio centenar de personas

María Regadera

Salamanca

Lunes, 12 de febrero 2024, 12:21

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

«Vivimos por encima de nuestras posibilidades y no nos damos cuenta de que hay mucha desigualdad y personas que llevan toda su vida en una mochila», estas son las palabras de Fernando De Castro, uno de los fundadores del ropero solidario de la calle Don Bosco en Salamanca. Actualmente, el servicio está abierto dos días a la semana, miércoles y domingos en horario de 11:00 a 13:00 horas. A él acuden entre 40 y 50 personas diarias.

La iniciativa comenzó a tomar forma en 2019 de la mano de un grupo de entusiastas con pretensiones de aportar su pequeño granito de arena ante las desigualdades. A día de hoy, cuenta con casi una veintena de voluntarios que atienden a los usuarios, recogen ropa y la seleccionan. «Siempre decimos que la ropa tiene que estar en buen estado. Debemos de donar aquellos artículos que nosotros mismos nos pondríamos y no estoy hablando de moda ni de colores», aclara el fundador.

La afluencia de usuarios también ha aumentado a lo largo de los últimos meses: «Vienen muchos de Latinoamérica, de Venezuela, de Colombia, de Perú o de Ecuador. Muchas veces llegan derivados de asociaciones como Cruz Roja, Cáritas, Accem, Salamanca Acoge, Cepaim o Ymca y les ayudamos. Entendemos que la sociedad civil tiene esa obligación moral de colaborar y ayudar», afirma.

100 cajas de ropa de abrigo para Gaza.
100 cajas de ropa de abrigo para Gaza. Almeida

La respuesta salmantina ante la llamada de la solidaridad siempre es buena. Asimismo, la ropa y el calzado de hombre escasea: «Principalmente deportivas para los chicos subsaharianos que acuden al ropero y que calzan un número superior al 42», De Castro. En el ropero solidario, los voluntarios han hecho varios llamamientos durante los últimos años para mandar ayuda humanitaria a aquellos lugares que lo necesitan. «Hemos hecho grandes recogidas y envíos a Siria, Marruecos, Ucrania y la última ha sido para Gaza. El colectivo de Palestinos de Salamanca nos lo pidió y vamos a enviar 100 cajas de ropa de abrigo que recogimos durante la semana pasada. Saldrán durante los próximos días a Valencia», asegura el fundador.

Asimismo, el ropero es un lugar crucial para algunos inmigrantes que llegan a la ciudad sin nada, con problemas de idioma y otras dificultades. «El hecho de modificar la realidad de una persona para que mejore es muy gratificante. Hace poco llegó al ropero un argelino que no tenía teléfono y que llevaba sin poder hablar con su familia mucho tiempo. Le hemos buscado un teléfono y cuando vino a por él lloraba a mares porque esa noche iba a poder hablar con ellos», cuenta De Castro. Cuando tienen posibilidad, orientan, acompañan y facilitan los trámites a los recién llegados.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios