Borrar
Antonio Fernández Alba. ARCHIVO
Fallece el arquitecto salmantino Antonio Fernández Alba

Fallece el arquitecto salmantino Antonio Fernández Alba

Era una de las figuras más destacadas de la arquitectura española de la segunda mitad de siglo XX

Martes, 7 de mayo 2024, 10:51

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El arquitecto salmantino Antonio Fernández Alba ha fallecido este martes a los 96 años. Fernández Alba es una de las figuras más destacadas de la arquitectura española de la segunda mitad de siglo XX y Medalla de Oro de la ciudad de Salamanca, entre otras importantes distinciones.

Entre sus obras figuran el Campus de la Universidad Jaime I de Castellón, el anfiteatro del Parque de las Naciones de Madrid y el Centro de Investigaciones Biológicas de CSIC, también en Madrid. Además, a él se deben proyectos como los Colegios de Nuestra Señora Santa María y de Monfort en Madrid; el Monasterio del Rollo, el convento de las Carmelitas Descalzas y el Colegio Mayor Hernán Cortés (todos ellos en Salamanca); el Tanatorio Municipal de la M-30 en Madrid y la Escuela de Arquitectura de Valladolid, entre otros.

Arquitecto desde 1957 por la Escuela Técnica Superior de Madrid, grado de doctor en 1963 y catedrático de Elementos de Composición desde 1970, Fernández Alba, que en 1989 ingresó en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, es también autor de una amplia producción literaria con casi una treintena de obras relacionadas con el urbanismo, el espacio y la teoría del arte y la arquitectura.

Fernández Alba, en una de sus visitas a la Universidad de Salamanca, criticó el modo en el que se han construido las ciudades modernas, «siguiendo las leyes del mercado y no las que rigen la ética y la racionalidad de la convivencia humana».

Sin embargo, reconoció que tras la crisis económica de 2011, se empezó con un nuevo modelo, «con un crecimiento hacia un bienestar que sea coherente con el hombre que vive en la ciudad y con el entorno en el que desarrolla su actividad».

Fernández Alba a lo largo de su trayectoria ha tenido siempre muy presente su ciudad natal, especialmente «con sus muros y con un río literario, el Tormes», como recordaba en los encuentros 'Memorias de la Fundación Juan March'.

Cuenta con importantes reconocimientos por su trayectoria profesional. A destacar el Premio Castilla y León de las Artes (1988), la Medalla de Oro de la Arquitectura (2002), la Medalla de Oro de Salamanca (2002), el Premio Nacional de Arquitectura a la trayectoria profesional (2003) y la Medalla de Honor de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (2004).

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios