21 julio 2019
  • Hola

Esperanza Orellana: La normativa española de bienestar animal, entre las más exigentes del mundo

La directora general de Producciones y Mercados Agrarios del Ministerio de Agricultura protagoniza junto al catedrático Juan José Badiola el Foro GACETA sobre bienestar animal

19 jun 2019 / 17:57 H.

La directora general de Producciones y Mercados Agrarios del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, Esperanza Orellana, ha asegurado en la mañana de este martes, en el Foro GACETA celebrado en el Casino de Salamanca, que la normativa española de bienestar animal es “enormemente completa” y que actualmente se encuentra “en plena aplicación”.

Según sus palabras, la ley se ciñe a la aplicación de la norma europea, que es “la más exigente del mundo”, y para su cumplimiento hay inspecciones y hay ayudas “ligadas” a que así sea, como la Política Agrícola Común.

Sobre ello, Orellana ha reseñado que el sector ganadero tiene interiorizado “la necesidad de convivir con esta exigencia de los ciudadanos, que es perfectamente razonable” y ha apuntado que hay que asumirlo “no como un coste, sino como una inversión”, pues si los profesionales “no se ajustan a ello” el ciudadano “probablemente dejaría de consumir” ese producto.

En cuanto a incidencias e incumplimientos, la directora general ha insistido en que casos “aislados” pueden encontrarse pero que “un caso aislado no puede poner en tela de juicio el trabajo de los profesionales”.

Asimismo, ha lamentado la “leyenda negra” de que los españoles son “menos respetuosos que otros países del entorno” en la aplicación del bienestar animal, pues “en el ámbito agrícola y ganadero es perfectamente equiparable”.

Como ejemplo de que el grado de cumplimiento es similar, o que puede estar “incluso por encima”, ha recordado que España fue “uno de los países que primero reguló, en 2013, la normativa que prohibía alojar las cerdas en jaulas” y que lo hizo antes que otros estados miembro como Alemania.

Esperanza Orellana: La normativa española de bienestar animal, entre las más exigentes del mundo

En cuanto a “asignaturas pendientes”, Esperanza Orellana ha reconocido que las tasas españolas de abandono de animales están por encima de la media europea, aunque ha reseñado que no son muy superiores y que se trabaja para reducirlas.

Ante más de un centenar de personalidades del mundo agrícola y ganadero de Salamanca, también intervino el catedrático de Patología Animal, Juan José Badiola. Este científico aseguró que era “moderadamente positivo” sobre la normativa de bienestar animal porque es una cuestión de “sentido común”. En este sentido, dijo que “cualquier ganadero que se precie trata bien a sus animales y si ve a un animal enfermo, lo cura. Al principio se pensó que era una imposición de la Unión Europea, pero ahora muchos sectores lo han tomado como una ventaja competitiva”.

El presidente del Consejero General de Veterinarios de España recordó que existe una empresa muy importante en Castilla y León que está haciendo bandera del bienestar animal porque cree que sus vacas producen más y mejor y que puede vender sus productos también más y mejor.

Por último, Juan José Badiola alertó de las dos grandes amenazas a las que se enfrenta ahora el ámbito sanitario animal: la peste porcina africana, “la cual sería una gran catástrofe porque vendemos muchos animales a Asia” y la fiebre aftosa que podría entrar por el Magreb.