06 agosto 2020
  • Hola

Escenario “preocupante” para la Sanidad salmantina si los médicos no retrasan su jubilación

Atención Primaria es el área más afectada por la fatal de personal, la alta edad media de sus profesionales y el incremento de trabajo que afronta en el control del COVID

24 jun 2020 / 17:20 H.

El colectivo médico de Salamanca está en alerta por el "escenario preocupante" con el que se encontraría sobre todo el área de Atención Primaria si algunos de los facultativos que se jubilan este año no piden una prórroga de su vida laboral. "Si en los próximos meses se confirma que los profesionales en edad de jubilarse no solicitan permiso para seguir trabajando se produciría un escenario bastante dañino por la falta de profesionales", advierte el presidente del sindicato de médicos CEMS Salamanca, Ángel Bajo, dado que ahora los centros de salud asumen un papel clave en el control del coronavirus, lo que conlleva también un incremento del trabajo.

Reconoce que hasta la fecha los facultativos salmantinos no han solicitado jubilaciones anticipadas, lo que también mermaría la estructura sanitaria, pero augura que los que antes de la pandemia pensaban pedir una prórroga para seguir trabajando ahora se lo van a pensar seriamente. "La situación nos hace replantearnos dónde estamos y qué edad tenemos, ya que son precisamente los mayores de 60 años, no digamos ya los de 65, los que presentan más factores de riesgos y se convierten en personas muy vulnerables ante el coronavirus", detalla Bajo.

Según el Colegio de Médicos de Salamanca, en lo que va de año han solicitado jubilarse cuatro facultativos. Uno con 66 años, otros dos con 65 años y un cuarto con 63 que ya lo había pedido en febrero, antes del estado de alarma. Pero, aunque esta situación continuara y no se produjera un aluvión de jubilaciones anticipadas, si ningún médico de los que ahora tienen 65 años solicita prórroga podría haber problemas con las plantillas de los centros de salud, que en veranos anteriores ya arrastraban dificultades para encontrar sustitutos durante las vacaciones.

Como refleja el último informe del Colegio de Médicos de Salamanca, en 27 de las 36 zonas básicas de salud (ZBS) de la provincia las plantillas de médicos están integradas en un altísimo grado por profesionales de más de 55 años. En la capital, siete de cada diez facultativos superan esta edad en la mitad de los centros de salud, concretamente en La Alamedilla, Garrido Sur, Pizarrales-Vidal, Garrido Norte, San Juan y Universidad-Centro. Según el mismo estudio, el envejecimiento de los facultativos que ejercen en las ZBS rurales es mucho más acusado. De los 25 centros de salud que forman parte de la red de Sacyl, 20 tienen plantillas en las que más del 70% de sus médicos superan los 55 años: todos, excepto los de Aldeadávila, La Alberca, Pedrosillo el Ralo, Robleda y Ciudad Rodrigo.

A todo esto se añade otro factor que denuncia Ángel Bajo: muchos de los residentes de Medicina de Familia no han renovado sus contratos. "Dos tercios de los residentes que han acabado Familia este año en Castilla y León no han renovado porque probablemente la oferta de trabajo no ha sido suficientemente atractiva". En otras comunidades ofrecen contratos a más largo plazo, lo que perjudica a Castilla y León "donde ya estamos con déficit en Atención Primaria". Para paliar en parte esta situación Sanidad ya ha avanzado que ampliará hasta septiembre la contratación de MIR R0 y de profesionales de países comunitarios a falta de homologación. También que reforzará todas las gerencias y puntos de atención continuada.