28 octubre 2021
  • Hola

El testimonio de Leo: “Tengo esquizofrenia y hago una vida normalizada”

Este salmantino cuenta su historia y reivindica la importancia de trabajar por la salud mental

13 oct 2021 / 08:28 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

Fue hace siete años cuando Leo Hernández sufrió un brote psicótico y acabó ingresado en la séptima planta del Clínico durante casi un mes. “Me ponía muy agresivo en casa. Me enfadaba mucho. Sabía que algo que tenía. Todos me decían que algo iba mal y que necesitaba ayuda psicológica pero no reconocía lo que me pasaba. Salía mucho, bebía, tuve una separación traumática y me quedé en paro. Esas circunstancias me hicieron caer en la depresión y la apatía hasta que tuve el brote y me enfrenté a mi hermana”, cuenta este hombre, que tras pasar por Psiquiatría fue diagnosticado de esquizofrenia paranoide.

Me asusté un poco porque para mí todo eso era desconocido, pero tuve paciencia porque sabía que me tenía que dejar llevar por los profesionales. No tenía prisa y seguía sus pautas. Me trasladaron otro mes y medio a la zona de convalecencia de Los Montalvos, donde hacía terapias grupales y actividades, hasta que me dieron el alta”, explica Leo, que tras trabajar 18 años como pescadero tuvo que enfrentarse a su nueva vida con enfermedad mental y a volver a pedir empleo, sin mucha suerte. “Tenía intención de seguir en la misma profesión pero cuando contaba mi problema de salud mental, se echaban para atrás. Ahí sí sentí discriminación”, reconoce.

“Hace siete años me dio un brote psicótico. Me ponía muy agresivo y acabé ingresado en la séptima del Clínico”

Fue la psicóloga del Hospital Los Montalvos la que le aconsejó acudir a la asociación Salud Mental Salamanca-Afemc. El apoyo integral de esta entidad, junto con el de los profesionales sanitarios y su familia han sido pilares fundamentales para que Leo desarrolle ahora una vida totalmente normalizada, autónomo e independiente en su propia casa, con pareja -también usuaria de la asociación- y desde hace dos años y medio con un trabajo de limpieza en un centro especial de empleo.

Para lograrlo, eso sí, admite que ha tenido que cambiar hábitos. “Estoy estable y estabilizado. Llevo un tratamiento con una inyección al mes, no falto a las revisiones cada cuatro meses con el psiquiatra y cada mes con la psicóloga, no tomo nada de alcohol y llevo una dieta sana”, asegura Leo, que acude cada semana a los talleres de bricolaje, habilidades sociales, actividades cognitivas, de ocio y gimnasia de la asociación Salud Mental. “Estoy muy agradecido a la entidad. Me orientaron en cuanto al trabajo y soy afortunado por haber logrado un empleo, porque todavía hay muchas barreras y desigualdades laborales”, subraya Leo, que la pasada semana se encargó de leer en el Ayuntamiento el manifiesto del Día de la Salud Mental. En él advirtió de las desigualdades de género, geográficas y económicas que cronifican los problemas de enfermedad mental y reclamó una mayor apuesta por tratar la salud mental en la vejez y en la juventud, además de la sensibilización en los colegios. “Trabajar por la salud mental es trabajar por el bienestar de la sociedad y por nuestro futuro”, señaló.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png