11 agosto 2022
  • Hola

El presidente de la confederación CES: “Vivimos un momento de asfixia fiscal cuando toda bajada de impuestos supone crecimiento”

Antonio Rollán es el responsable de la Confederación de Empresarios de Salamanca | Apuesta por dejar atrás la etapa de ayudas directas

25 abr 2022 / 18:41 H.
Ver Comentarios

–Oficialmente ya es presidente de CES, ¿alguna vez se le pasó por la cabeza que iba a ocupar el cargo en mitad del mandato?

–La verdad es que siempre he confiado en mi predecesor, José Vicente Martín Galeano, y no esperaba sucederle en este momento, pero asumo el cargo con máxima fuerza y ganas, así como con la aspiración de defender la unidad que debemos tener en el grupo y que siempre hemos ostentado. Debo agradecer a José Vicente Martín la labor que ha desarrollado estos seis años que ha estado al frente.

–El pasado lunes recibió el apoyo de la Junta Directiva para ocupar el cargo, ¿qué les ha prometido?

–He recibido el apoyo unánime de sus miembros. Les he dicho lo que siempre he defendido: hay que trabajar, trabajar y trabajar, luchar por la unidad de Salamanca y defender a todas las empresas, colectivos y sectores. Estamos aquí para amparar a todos los empresarios de nuestras asociaciones: hostelería, peluquerías, comercio, autoescuelas... Representamos a cerca de 3.000 negocios.

–Toma las riendas de la Confederación cuando ya está consolidada con 30 asociaciones, ¿cree que hay margen para crecer aún más?

–Claro que hay margen de expansión. Con esas ganas y esa ilusión asumo el cargo, con la ambición de hacer más fuerte a la Confederación. Siempre he defendido que tenemos que luchar por los intereses de todas las empresas y ciudadanos de nuestra provincia para hacer una Salamanca mejor, con un tejido económico y empresarial más productivo. Tan importante es mantener el talento que tenemos gracias a las dos universidades como atraer también a futuros trabajadores de otras zonas para que puedan desarrollarse en nuestra provincia y hacer una Salamanca más próspera.

–¿Piensa en algún sector en concreto cuando habla de atraer y mantener talento?

–Hay gremios como el comercio, la hostelería y el turismo, que va ligado a ambos, que son muy importantes para nuestra ciudad. Por eso debemos hacer una Salamanca más atractiva, ofrecer algo diferente para captar más turistas. Creo que la Semana Santa ha sido un éxito, pero necesitamos que se incentive más la compra y que el dinero al final quede aquí para el bienestar económico de nuestra sociedad.

–Los problemas de la pandemia han quedado atrás, ¿qué lucha empieza ahora?

–Creo que actualmente va a haber una inestabilidad económica y, ante ella, nosotros seremos los primeros que defendamos a las empresas. A la salida de la pandemia se une la subida de la energía, de las materias primas, del transporte... El gran problema ahora es la guerra de Ucrania y Rusia, que nos ha afectado en las casas y también en los negocios. Por eso nosotros defendemos líneas de actuación para que las empresas sigan siendo viables. Reclamamos la carencia de los créditos ICO para los negocios que no hayan recuperado su actividad pre pandemia, esta puede ser una reclamación fundamental porque ahí radica la supervivencia de cientos de empresas. Necesitamos que haya conciencia social sobre la importancia del empresariado y que la sociedad entienda al empresario como el principal eje del hacedor del bienestar: si no hay empresas no hay economía, ni puestos de trabajo ni forma de financiar los servicios públicos. Hay que defender los valores morales y económicos del empresario y de los autónomos que son quienes mantienen el tejido económico. Vivimos un momento de asfixia fiscal. Para nosotros toda bajada de impuestos supone crecimiento de actividad económica. Prima procurar este crecimiento, por eso nosotros preferimos como empresa una presión fiscal lo más laxa posible y menos subsidios. Hemos pedido ayudas, pero esa etapa va pasando. Ahora nos queda fundamentalmente los ICO, la digitalización de las empresas y a ver cómo se traducen los Fondos Europeos, pero preferimos que se traduzcan en actividad económica.

–¿Qué exige a las administraciones?

Que nos permitan trabajar con menos trabas burocráticas y que las contrataciones no nos compliquen tanto. También sería importante a nivel regional y nacional esa bajada de impuestos. Por otro lado confiamos en que se modifique la Reforma Laboral en sectores como hostelería y formación para el empleo, porque actualmente a todos los que se contraten por menos de 90 días hay que hacerles fijos discontinuos. Hay ciertas líneas rojas en diferentes instituciones: cualquier empresa que no transformen sus contratos de obra y servicio en fijos discontinuos está expuesta a inspecciones, lo que puede llevar a un desgaste fiscal que afecte a su viabilidad. Queremos un trabajo digno para las plantillas, pero no tiene sentido hacer un contrato fijo discontinuo a un empleado que se necesite, por ejemplo, solo por cinco horas a la semana.

–Una de las noticias de los últimos meses ha sido el manifiesto de unidad de acción firmado por CEOE-Cepyme Salamanca y CES, ¿continuará con ese trabajo?

–La línea será continuista. Vamos a mantener el trabajo de estos seis años. El presidente de CEOE-Cepyme Salamanca, Diego García, y todo su equipo nos parecen unos excelentes compañeros de viaje, personas con las que se puede trabajar. Seguimos tendiendo la mano a CEOE-Cepyme Salamanca para desarrollar acciones conjuntas y por el bienestar de los ciudadanos y empresas de la provincia.

–Una de las luchas de CES ha sido para formar parte del Diálogo Social, ¿esta estrategia quedará aparcada?

–Nosotros vamos a seguir solicitando estar en Mesa de Diálogo Social, es una de las futuras líneas que vamos a seguir, así como que se nos reconozca la representatividad. No vamos a abandonar la batalla por entrar en el Diálogo Social, puede que sea un tema de debate con la otra patronal salmantina. En cuanto a la defensa de nuestra representatividad, estamos amparados por la Confederación Conpymes, que mañana presentará un contencioso administrativo para que le se reconozca y de ahí, irradie hacia abajo, hacia las organizaciones regionales y provinciales. Por otro lado, es verdad que la Ley de Cámaras no es satisfactoria para nosotros, pero es una Ley Orgánica. Aún así, insisto, CES no abandonará la batalla por que se nos reconozca esa representatividad.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png