21 enero 2020
  • Hola

El PP apela a su fortaleza para unir al centro derecha y ser ya alternativa a Sánchez

Mañueco expone los retos del Ejecutivo regional para 2020 con el crecimiento del empleo, luchar contra el reto demográfico y el mantenimiento de servicios públicos

14 dic 2019 / 17:50 H.

El Partido Popular de Salamanca ha celebrado este sábado su tradicional comida de Navidad, a la que han acudido cerca de 300 cargos públicos y militantes, que han arropado al presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco. El propio Mañueco aludió a la comida del pasado año, en la que no acudió ya como alcalde de Salamanca, ni tampoco como candidato oficial a la Junta de Castilla y León.

El presidente de la Junta aludió a los retos que afrontará Castilla y León el próximo año y que tendrán la creación de empleo, la lucha contra el reto demográfico y garantizar la calidad de los servicios públicos como elementos principales. Además, incidió de forma clara y expresa en que la reforma de la sanidad tendrá como garantía “el mantenimiento de los consultorios médicos locales en Salamanca y en toda Castilla y León”. También puso de manifiesto la importancia de la educación, que ha vuelto a colocar a la Comunidad entre los primeros lugares del último Informe PISA.

Y todo ello, con un objetivo claro, según manifestó, al que siempre responde la “gran familia del Partido Popular de Salamanca”. “Me siento especialmente orgulloso de todos vosotros”, dijo a los asistentes a la comida para, a continuación, explicar que el PP “tiene un objetivo, hacer un partido más fuerte y de garantía para el futuro. Prometo seguir trabajando todos los días para hacer de Castilla y León una tierra de oportunidades y más competitiva”.

El presidente de la Junta y líder del PP regional aludió a que “en Salamanca y en Castilla y León nos hemos dejado la piel por el partido, por sus ideas y por lo que significa” y cargó contra el “trilero” de Sánchez, del que dijo “solo miente una vez: cada vez que habla”, ante el que se presenta un PP “sólido, en el que se puede confiar”. En este sentido, apeló al “diálogo y consenso” que le ha llevado a presidir la Junta con el apoyo de Ciudadanos, “para trabajar y hacer las cosas en beneficio de España”.

Además, en este sentido se manifestó Javier Maroto, portavoz de los populares en el Senado, quien dijo que “el problema es Sánchez y la solución es el PP” por lo que dijo que el PP no puede prestar nunca votos a Sánchez. “No es de fiar”, explicó, al tiempo que añadió que el “PP es la mejor alternativa desde la oposición”, porque, según añadió “el Gobierno tarde o temprano va a fallar”. “En España se puede hacer lo que se ha hecho en Castilla y León, con negociaciones claras, con un Gobierno moderado, explicando las negociaciones y con la guinda del pastel, que el presidente es de Salamanca”.

También Javier Iglesias, presidente del PP provincial, aludió al orgullo de la aportación del PP como ganador en Salamanca de todas las elecciones convocadas este año y cargó contra Sánchez, “único responsable de todo lo que está cayendo en España. Es el único responsable por su miopía y egoísmo personal, que nos llevó a una segundas elecciones y ahora quiere gobernar con los que desean romper España”. Además, afirmó que “los socialistas de bien están avergonzados de contar con el peor presidente de España”, lo que provocó los aplausos de los asistentes a la comida.