26 enero 2021
  • Hola

El poeta Raúl Zurita recibe el Reina Sofía gracias al reconocimiento de la Universidad de Salamanca

En su discurso ensalzó el indudable poder de la poesía “como parte de la lucha”

“La poesía es parte de esa lucha [...] Fueron los poetas los que descendieron a la tibieza de la tierra para recoger los restos de los que murieron, para restaurar las palabras que ellos no alcanzaron a decir”, rezó con estremecimiento el poeta chileno Raúl Zurita (1950, Santiago de Chile) en el acto celebrado ayer en el que se le hizo entrega del XXIX Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, galardón impulsado por la Corona y que conceden conjuntamente la Universidad de Salamanca y Patrimonio Nacional.

“No se me escapa el terrible momento que el mundo está atravesando, les agradezco doblemente el que se haya realizado esta ceremonia de cuerpo presente”, confesaba Zurita. En una ceremonia sobria celebrado en la Sala de las Columnas del Palacio Real de Madrid y con la presencia de la Reina Sofía -fue la encargada de hacer entrega del galardón al poeta chileno-, la profundidad y la sinceridad del mensaje de Zurita resonó en toda la sala: “Me he roto”, rezaba en una de las frases de su discurso.

“Los textos de Zurita muestran su compromiso con la Historia y con la memoria colectiva retratada en su descenso a los infiernos, sin ahorrarse el enfrentarse al dolor a pecho descubierto”, comenzó la presidenta de Patrimonio Nacional, Llanos Castellanos. Esa capacidad para mostrarse sin reservas ha sido uno de las múltiples razones que han llevado al escritor a recibir el Reina Sofía. Su dominio de la lengua, así como su apuesta vital y teleológica por la poesía que le han permitido relatar el “abismo negro”, las torturas vividas durante la dictadura de Pinochet, “sin huir de lo doloroso”, le han convertido en “una de las voces más originales de la literatura contemporánea española”, según apunta la catedrática de la Universidad de Salamanca Paqui Noguerol.

En unas circunstancias excepcionales -menos asistentes que en las ediciones anteriores, separados entre sí a dos metros y con mascarillas- Zurita ahogó con sus palabras el silencio de una sala que solo se había roto instantes antes con los aplausos por la entrega del premio por parte de la Reina Sofía. “En este minuto hay una balsa con inmigrantes naufragando [...]. Una ciudad está siendo bombardeada. Y entendemos que la tarea no era escribir poemas, sino hacer de la vida la única gran sinfonía frente a la cual vale la pena luchar y morir”, pronunció el gran protagonista de la velada. Unas palabras de esas que remueven conciencias y más en el momento en el que nos encontramos.

Y es que, una de las cualidades más valoradas del poeta chileno es la sinceridad con la que se enfrenta a la vida, y que refleja de forma escrupulosa en cada una de sus obras.

Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png