07 agosto 2020
  • Hola

El paro baja en 579 personas en junio en Salamanca, el menor descenso desde 2003, por la pandemia

Uno de los mejores meses para el empleo de todo el año ha quedado lastrado por el efecto del coronavirus

02 jul 2020 / 18:13 H.

Al menos ha bajado el paro después de tres meses catastróficos. Ese puede ser el consuelo para los salmantinos tras conocer los datos del desempleo correspondientes al mes de junio que ha publicado este jueves el Ministerio de Trabajo. Baja por el fin del estado de alarma y porque junio es tradicionalmente uno de los mejores meses del año para el empleo. Pero el descenso es el menor desde 2003. 579 personas que al menos frenan la sangría que se inició en marzo con el inicio de la epidemia del coronavirus, pero que no dibujan un escenario demasiado optimista. Hay que tener en cuenta que en 2019, la bajada del paro en junio fue de 1.153 personas, un dato que en su día tampoco era bueno porque fue el menor descenso en este mes en la última década.

Con esta bajada, la cifra total de parados en Salamanca se queda en 26.053 personas. De ellas 15.460 son mujeres y 10.593, hombres. Por sectores, el mayor descenso en el paro se registra en el sector servicios con 484 desempleados menos. También ha caído en industria y construcción y, sin embargo, ha subido en el sector agrícola con 145 parados más y en el colectivo sin empleo anterior con 159 más.

El paro sube en España en 5.107 personas

Otro consuelo para Salamanca es que la situación a nivel nacional ha sido mucho peor. El número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) subió en 5.107 desempleados en junio (+0,1%), su mayor repunte en un mes de junio desde 2008, según datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social, que ha destacado que estas cifras “profundizan en la tendencia de ralentización” del ritmo de crecimiento del desempleo que se inició en mayo.

El incremento de junio ha sido cinco veces menor que el registrado en mayo y muy inferior a los de abril y marzo, meses en los que la crisis sanitaria llevó a un repunte del desempleo de 282.891 y 302.265 parados, respectivamente.

El volumen total de parados alcanzó al finalizar junio la cifra de 3.862.883 desempleados, la más alta del registro desde mayo de 2016.

Trabajo ha explicado que en el aumento del desempleo registrado en junio ha repercutido, “de manera significativa”, el grupo de demandantes sin empleo anterior. El 48% del total de estos demandantes, casi 15.000, se han registrado en la Comunidad Valenciana para optar a la oferta pública de empleo como “auxiliar planes de contingencia playas COVID19” que requería la inscripción en las oficinas del SEPE como requisito.

“Sin esta circunstancia excepcional, el paro registrado habría descendido en unas 9.000 personas”, afirma el Ministerio.

Aunque el ritmo mensual de ascenso del paro se ha ralentizado frente a los meses anteriores, el paro ha subido en junio por primera vez desde 2008. Sólo se han registrado ascensos en la serie histórica de junio: en 2008 (+15.058 desempleados) y ahora en 2020, cuando ha subido en 5.107 parados.

El dato de paro de junio, al igual que ocurrió en marzo, abril y mayo, no incluye a los trabajadores que se encuentran en suspensión de empleo o reducción horaria como consecuencia de un ERTE, ya que la definición de paro registrado no los contabiliza como desempleados.

Trabajo ha informado además de que en mayo se alcanzó el nivel máximo de protección del SEPE, que dio cobertura a casi 6 millones de personas, con un total de 5.986.864 prestaciones gestionadas.

Este nivel de prestaciones es el resultado de sumar las prestaciones que cobraban las personas que ya estaban en desempleo antes de la crisis sanitaria, las que perdieron su empleo desde entonces y, sobre todo, a las personas que están en ERTE.

En el mes de mayo el SEPE pagó en prestaciones 5.526 millones de euros, de los que 3.318 millones se dedicaron a pagar prestaciones por ERTE y 2.208 millones a prestaciones por desempleo, tanto en el nivel contributivo como en el asistencial.

PALABRAS CLAVE