08 agosto 2020
  • Hola

El oasis del español en medio de la pandemia en Salamanca

Ocho profesores italianos pasan una semana en la ciudad mejorando su conocimiento del castellano. Son los únicos que recibe este verano Cursos Internacionales que, ante la situación, ha optado por la enseñanza on line

31 jul 2020 / 21:07 H.

Pocos extranjeros pasean este verano por las calles de Salamanca. En la zona universitaria se echa de menos el bullicio de los alumnos internacionales que cada verano llenaban la ciudad, pero hay un pequeño oasis del español en medio de la pandemia. Durante esta semana, un grupo de ocho profesores italianos está mejorando sus conocimientos de la lengua castellana con un curso presencial organizado por Cursos Internacionales de la Universidad de Salamanca. Son los primeros desde el mes de marzo, cuando se declaró el estado de alarma, por lo que el consejero delegado de Cursos Internacionales, José Miguel Sánchez Llorente, reconoce que han dado “una alegría infinita” a la sociedad dedicada a la enseñanza de español para extranjeros.

Procedentes de diversos centros educativos italianos, todos ellos con sección bilingüe, tienen a su disposición el edificio de San Boal, así que dan cada hora de clase en un aula, de forma que las instalaciones se van desinfectando a su paso y así siempre están en espacios limpios y guardando la distancia de seguridad, aunque todos ellos van provistos de sus mascarillas en clase. “Hemos seguido al pie de la letra todas las recomendaciones que en materia sanitaria han ido exponiendo las distintas autoridades nacionales y regionales.”, explica Sánchez Llorente y añade: “Procedimos a instaurar la figura del responsable COVID como referencia en el seguimiento de medidas de protección, lo cual nos ha sido muy útil tanto para este curso como para las convocatorias presenciales de los diplomas DELE y CCSE”.

Este jueves a las doce de la mañana iniciaron una clase de conversación con Juan Manuel Castillo. En el edificio emblemático del Palacio de San Boal cuentan a LA GACETA sus sensaciones.

La oportunidad surgió de forma improvisada, explicaron los profesores italianos. “Nos propusieron venir una semana a Salamanca y en unos diez días se organizó”, comentó uno de los alumnos del curso.

Halo de normalidad. No tuvieron miedo a viajar a Salamanca, pero sí incertidumbre, especialmente por los controles en el aeropuerto. “Pensábamos qué haríamos si uno tenía fiebre al llegar al aeropuerto”, reconocieron, pero se mostraron satisfechos por haber participado en esta experiencia que permite vislumbrar un halo de normalidad. “Ha merecido la pena después de pasar un año tan duro. Esta semana en Salamanca ha sido una buena oportunidad para nosotros y para la Universidad”, apuntó una docente que ha viajado desde Cerdeña.

La experiencia no les ha defraudado. “Salamanca es una ciudad preciosa”, inició otro profesor convencido de que cuando la situación mejore, intentará volver a Salamanca a perfeccionar su español. Solo una persona de todo el grupo había viajado con anterioridad a Salamanca y, según explicó, lo hizo como turista, no para aprender español.

Ese es el objetivo de este tipo de cursos que cuentan con el apoyo económico de la Junta de Castilla y León, captar nuevos clientes para Cursos Internacionales. Parece que en este caso el objetivo está cumplido.

¡Bienvenidos! ¡Ojalá estos sean los primeros ocho de los muchos que están por llegar!

PALABRAS CLAVE