07 julio 2020
  • Hola

El nuevo baremo de control de la Junta permite casi el doble de contagios para pasar de fase

El criterio compensa las posibles consecuencias de la desescalada

28 may 2020 / 21:25 H.

Castilla y León ha ido aflojando paulatinamente su nivel de exigencia para permitir el avance de fase de sus provincias y el baremo que se mide ahora para evaluar si la Región debe pasar a fase 2 permite cerca del doble de nuevos casos que los que se valoraban en la anterior fase.

El planteamiento inicial de la Junta era el del ‘cero absoluto’. Francisco Igea defendía que para pasar de fase las zonas básicas de salud debían acumular entre 14 y 7 días consecutivos sin rastro de nuevos contagios. Aquella norma habría permitido salir a varias zonas de la fase 0, pero no a las capitales de provincia y mucho menos a provincias enteras. El baremo se suavizó permitiendo un máximo de 3 positivos por cada 10.000 tarjetas en 14 días y solo 1 una PCR por 10.000 habitantes en la semana previa a la fecha de corte.

Al final tampoco fue un baremo excluyente y se decidió primar la capacidad que esas zonas de salud tendrían para identificar y aislar tanto a los nuevos contagios como a sus contactos. Desde hace varios días la web de la Junta utiliza ya un tercer baremo mucho más flexible. Se considera zonas aptas las que tengan un máximo de 5 PCR positivas en los últimos 14 días, y hasta 2,5 en los últimos siete días. Se recalca -aunque es evidente- que estos nuevos casos deben haber iniciado los síntomas en los 14 días previos al resultado de la PCR.

Según el nuevo baremo, en los últimos 14 días toda la provincia estaría en verde a excepción de la zona de Garrido Norte (6,38 casos nuevos por 10.000). Respecto a la última semana, no cumplen Pedrosillo (3,79), Alba de Tormes (3,25), Tamames (4,57), Garrido Norte (3,19), Pizarrales (3,34), Miguel Armijo (2,92) ,Tejares (2,87) y F. Villalobos (3,61).

PALABRAS CLAVE