24 octubre 2021
  • Hola

El nuevo Bachillerato amenaza con ahondar las diferencias entre alumnos

La estructura que plantea el Gobierno pasa de 3 a 5 las modalidades, lo que podría perjudicar todavía más a los centros rurales

12 oct 2021 / 19:13 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

El desarrollo de la Lomloe ha puesto sobre la mesa una nueva estructura del Bachillerato, que pasa de los tres itinerarios que hay en la actualidad a los cinco con los que contará a partir del próximo curso. El planteamiento del Gobierno no es visto con malos ojos por los docentes, aunque advierten de que se necesitan precisiones al modelo porque existe el riesgo de que el aumento de la oferta en esta etapa educativa genere más diferencias entre los alumnos de las ciudades y los que viven en el medido rural.

Las advertencias se centran en que, debido a las características de los centros, con pocos estudiantes matriculados y, por consiguiente, con una plantilla docente más corta de efectivos, poder ofrecer las cinco modalidades del Bachillerato resulta casi imposible si no se modifican las condiciones y se aumentan los recursos a este tipo de institutos.

Los problemas, de hecho, existen en la actualidad cuando solo hay tres itinerarios.

Las dificultades radican en que no hay suficientes alumnos para ofrecer asignaturas que resultan de vital importancia para determinados perfiles. La situación obliga a los alumnos a cursar otras en las que están menos interesados o con un perfil distinto al que necesitan para estudiar luego una carrera en concreto. En algunos casos, implica el desplazamiento a otras localidades que sí cuentan con esa oferta, incluso a la capital salmantina.

“El riesgo de que aumenten las desigualdades entre los que estudian en el medio rural y en localidades grandes existe. Por eso es necesario que este cambio en la estructura del Bachillerato y la mayor optatividad de asignaturas en la ESO esté acompañado de más medios para que todos los centros ofrezcan las mismas oportunidades”, apunta Federico Martín, presidente provincial de CSIF.

Una opinión con la que coincide Nicolás Ávila, presidente de ANPE Salamanca. “Aumentar las opciones para estudiar es positiva en principio. Pero todos los alumnos deben jugar con las mismas cartas, no que unos tengan más que otros”, explica. La misma incertidumbre mantiene Teresa Vicente, portavoz de Stecyl. “La falta de alumnado complica que puedan ofrecer los cinco itinerarios, salvo que se destinen más recursos”, apunta.

La Junta por ahora no ha hecho una valoración oficial sobre la nueva estructura del sistema educativo. Afirma que antes debe realizar un estudio más detallado del borrador de decreto que debe enviar el Ministerio, ya que en un primer momento solo les había pasado un listado de materias.

La propuesta de ordenación académica del Ministerio de Educación establece en Bachillerato cuatro modalidades: Ciencias y tecnología; Humanidades y Ciencias sociales; Artes; y General. Esta última, de nueva creación, va a incorporar materias de carácter científico, humanístico, socioeconómico y artístico y está orientada a estudios superiores que no exijan una especialización concreta. Además, la rama de Artes se divide en dos, en Música y Artes escénicas, por un lado, y Artes Plásticas, Imagen y Diseño, por otro.

En Secundaria también hay cambios. Desaparecen los itinerarios, según el Ministerio para no reducir las opciones futuras de los alumnos, además de introducir nuevas asignaturas, algunas con la obligación de cursarlas y otras optativas.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png