27 mayo 2019
  • Hola

El militar que salvó su vida en el Hospital cuando ya le ofrecían “sedación y paliativos”

El salmantino indemnizado por una aseguradora por un trasplante de médula recuerda el pleito de otro militar que ganó la batalla al Isfas

22 abr 2019 / 11:25 H.

El caso del militar salmantino que ganó un pleito a la aseguradora por un trasplante de médula ha recordado otro de los casos más sonados que se han producido en esta ciudad relacionado con este ámbito. El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) ya condenó a comienzos de 2017 al Instituto Social de las Fuerzas Armadas (Isfas) a abonar al paciente Ramón M.M. 61.924 euros, que correspondían a los gastos médicos por su estancia en el Hospital Clínico Universitario, donde el militar salvó su vida.

La sentencia relataba que el paciente fue intervenido en abril a través de su mutua cuando tenía 63 años, de un tumor en el mesenterio (peritoneo). La evolución tras la operación fue normal, pero a partir del 5 de mayo sufrió un empeoramiento progresivo. El 21 de mayo la situación del varón se agravó y el cirujano informó a la familia de que “se iba a producir un fallecimiento irremediable a corto plazo, ofertando el ingreso en la unidad de cuidados intensivos para cuidados paliativos y sedación”. La familia se negó a aceptar ese desenlace y pidió permiso para ser tratado en el Clínico, pero la denegaron. Firmaron el alta voluntaria para trasladarse al Hospital de Salamanca y allí, después de tres intervenciones y varias semanas de hospitalización, salvó la vida.

El recurrente reclamó sin éxito al delegado del Isfas los gastos generados en el Hospital. El TSJ le dio la razón alegando situación de “urgencia vital” y una “denegación injustificada de asistencia sanitaria”.