12 noviembre 2019
  • Hola

El innovador curso salmantino de auxiliar en intervención con caballos para personas con discapacidad

Los caballos se convierten casi en “doctores” en esta novedosa terapia en España

20 abr 2019 / 09:02 H.

Los caballos son magníficos intérpretes de las emociones. Su comunicación, actitud, nobleza, equilibrio y serenidad, y su preocupación por el grupo y la manada por encima del individuo los hacen uno de los animales perfectos como herramienta de apoyo para terapias con personas con discapacidad, autismo, dependientes, víctimas de maltrato... Los caballos se convierten casi en “doctores” que ayudan a conseguir milagros en niños o personas con problemas comunicativos y obligan a los que están a su lado a controlar el nivel de ansiedad y a equilibrarse. Y aunque en países anglosajones y Canadá y Estados Unidos este tipo de terapias equinas están muy extendidas, en España son todavía algo novedosas y pueden ser una interesante salida laboral sobre todo para colectivos con más dificultades de empleabilidad.

Por ello, en Salamanca, el Centro Cultural de Personas Sordas ha puesto en marcha el primer e innovador curso de auxiliar en intervención con caballos para personas con discapacidad dentro del programa de itinerarios personalizados de inserción sociolaboral gracias a la financiación público-privada. Un grupo de 15 personas, en su mayoría con discapacidad auditiva, se forman para intervenciones terapéuticas y en el manejo y conocimiento del caballo con clases teóricas y prácticas de la mano de Covadonga Alonso, directora de FHC, y Alicia Abril, orientadora laboral e intérprete de lengua de signos. Su futuro laboral puede ir así enfocado a trabajar como asistente personal o como monitor de ocio en albergues y casas rurales que tengan y ofrezcan rutas a caballo. Además, la lengua de signos que utilizan las personas sordas es un valor añadido porque a otras personas les puede ser de gran apoyo como sistema alternativo a la comunicación.

Mónica Antón, estudiante de Medicina con discapacidad auditiva y alumna del nuevo itinerario laboral, sabe bien de la importancia de las terapias complementarias, muy necesarias para lograr mejoras físicas y cognitivas, según reconoce. Con ella, Arturo Fraile, Sara Barrigón o Íñigo Carabias pasan estas primeras semanas aprendiendo teoría y fijándose mucho en el comportamiento equino en las prácticas. Observar para poder entender el lenguaje del caballo. Animales que necesitan comer poco a poco pero durante todo el día, que no soportan la soledad y con un cerebro cuya área emocional es más grande que en el cerebro humano.

Nadie mejor que personas con discapacidad auditiva para trabajar de forma más favorable con otras personas con algún tipo de discapacidad o trastorno. Es su principal ventaja y valor añadido como auxiliares: su capacidad de empatizar, conectar más rápido y trabajar “de igual a igual”, reconocen todos los alumnos sordos que saben perfectamente lo que es intentar superar barreras cada día.

PALABRAS CLAVE