15 agosto 2020
  • Hola

La experiencia de los primeros enfermos presenciales en el Hospital tras reactivarse las consultas

También se han retomado las pruebas diagnósticas programadas y se han ‘anulado’ sillas para garantizar la distancia de seguridad en salas de espera y demás espacios

03 jun 2020 / 12:22 H.

El Hospital de Salamanca afronta su primera semana de su proceso de normalización. Unas jornadas marcadas por el regreso de las consultas presenciales ordinarias -las prioritarias ya se estaban realizando- así como de las pruebas diagnósticas programadas.

Fueron cerca de 350 pacientes atendidos por los especialistas de Cirugía Vascular, Oncología, Enfermedades Infecciosas, Urología, Digestivo, Dermatología, Traumatología, Ginecología, Obstetricia y Psiquiatría y Alergología en el primer día de funcionamiento.

También se realizaron pruebas diagnósticas como ecografías, TAC, resonancia magnética, mamografía y colonoscopia.

La intención de la dirección del centro es que el volumen vaya aumentando de forma paulatina, aunque de momento procuran que haya el menor número posible de personas en el interior del edificio y que estén separadas. Para tal fin se han separado las sillas de las salas de espera mediante un vinilo -durante seis meses se puede quitar y poner tantas veces como haga falta- que prohibe sentarse en la silla.

Del mismo modo, se le pide a los pacientes que no acudan al hospital con demasiada antelación porque se podrían cruzar con los que ya esperan y sería más complicado mantener las distancias de seguridad. Como máximo, 30 minutos antes de la hora en la que estaban citados.

Es obligatorio moverse con mascarilla dentro de los edificios del Complejo y si no se posee, se suministra a la entrada.