19 septiembre 2020
  • Hola

El ‘gran contenedor cultural’ que estrenará Salamanca el año que viene

El Instituto de las Identidades, en la plaza de Colón, dispondrá de salas de exposiciones y bibliotecas gracias a una inversión de 1,4 millones de euros

07 ago 2020 / 19:36 H.

La Diputación de Salamanca convertirá el céntrico edificio del Instituto de las Identidades en “un gran contenedor cultural”. El presidente de La Salina, Javier Iglesias, anunció que la institución provincial llevará a cabo un importante desembolso de 1,4 millones de euros para levantar prácticamente un edificio nuevo en la actual sede del Instituto de las Identidades, en la plaza de Colón de la capital.

Iglesias convocó a los medios de comunicación para informar de la reciente adjudicación de unos trabajos que durarán un año y que permitirán contar con un moderno edificio “abierto a la ciudad” en el que habrá salas de exposiciones, bibliotecas y aulas de formación.

Según explicó el presidente de la Diputación, “el proyecto puede sufrir cambios a los largo de estos meses” por lo que no se aventura a decir la composición exacta del “gran contenedor cultural”, lo que sí puso de manifiesto es la importancia que van a tener los municipios en este espacio, cuya planta baja será un gran espacio expositivo que se unirá a la cercana sala de la calle San Pablo también propiedad de La Salina.

Iglesias sí realizó un avance de cómo se estructurará el espacio. Una vez realizada la reforma integral de este centro, la planta baja, que cuenta con un acceso directo desde la entrada principal, albergará las salas de exposiciones y de divulgación; la planta primera se adecuará para los despachos y el personal del área de Cultura; y la planta de bajo cubierta acogerá una biblioteca para consultas.

El proyecto prevé una actuación completa en los más de 1.000 metros cuadrados útiles que componen esta construcción, que en la actualidad presentaba diversas deficiencias que había que subsanar. Además, las instalaciones eran anticuadas y se habían quedado obsoletas para cubrir las necesidades actuales de la Diputación de Salamanca.

La Salina tampoco descarta que este nuevo espacio sirva para acoger reuniones que no puedan celebrarse en el palacio. “Puede ser que tengamos encuentros con 40 o 60 personas que tengamos que trasladarlos aquí, al Instituto de las Identidades”, explicó Iglesias, quien reiteró que tendrá una función pública.