11 noviembre 2019
  • Hola

El Gobierno bloquea la pasarela peatonal entre El Zurguén y el Montalvo

Tras casi un año de espera el Ayuntamiento apremia a Fomento para que le autorice a construir el paso sobre la SA-20

23 may 2019 / 17:17 H.

Hace casi un año que el Ayuntamiento de Salamanca solicitó la colaboración del Ministerio de Fomento para acondicionar los accesos Norte y Sur —por el Helmántico y la carretera de Béjar— a la ciudad, aún continúa esperando respuesta. Ante este silencio, el director del Área de Ingeniería Civil del Consistorio ha remitido un nuevo escrito a la Unidad de Carreteras del Estado instándole a que autorice la construcción de una nueva pasarela que comunique El Zurguén y el polígono del Montalvo y que permita salvar así la barrera que supone para los peatones la SA-20 —que discurre entre Salamanca y Carbajosa de la Sagrada—. Y es que, aunque los técnicos municipales ya han redactado un anteproyecto, no pueden elaborar un documento más detallado si no cuentan con el visto bueno del Ministerio para levantar esta infraestructura sobre una vía de titularidad estatal. Así, cuando la primera fase de reforma del acceso Sur, la remodelación de las aceras de la avenida Saavedra y Fajardo financiada por las arcas municipales, está llegando a su fin, la segunda, que afecta al tramo comprendido entre el Cuartel de la Guardia Civil y el Montalvo II, se encuentra bloqueada.

El Consistorio pide que, tras asumir parte de una obra estatal, el Ministerio arregle al menos los arcenes y las cunetas

No es la única petición que el Consistorio le hace al Gobierno de Pedro Sánchez, ahora en funciones. Dado que el desdoblamiento en cuatro carriles de la entrada por el Helmántico que prometió en 2008 José Luis Rodríguez Zapatero nunca llegó a ejecutarse, y que el Ayuntamiento finalmente ha tenido que hacerse cargo del carril bici y la senda peatonal que se preveía en el proyecto estatal, la administración local le reclama al departamento a cuyo frente aún está José Luis Ábalos que, al menos, acondicione las márgenes de la carretera SA-11, como ya le solicitó a la subdelegada del Gobierno en julio de 2018. Las obras costeadas por el Ayuntamiento para mejorar la accesibilidad de peatones y ciclistas en el tramo comprendido entre la glorieta Ruta de la Plata —avenida de Salamanca— y el estadio se encuentran ya en su recta final. Ante su próximo estreno, Ingeniería Civil reclama que por lo menos adecente los elementos funcionales de la carretera, como arcenes, bermas y cunetas.

En la misiva remitida por la administración local al Ministerio, se expone claramente que el Consistorio ha tenido que asumir unas obras que ya había comprometido el Estado. De hecho, la senda y el carril bici que está construyendo en el acceso Norte discurren por terrenos que en su día expropió el Ayuntamiento para ponerlos a disposición del Ministerio de Fomento, y que se encuentran a siete metros de la calzada para permitir el desdoblamiento de la calzada. Esta obra estatal que lleva pendiente desde hace más de una década se incluía dentro de los procesos de transferencia de titularidad de tramos urbanos del Ministerio que han quedado por dentro de las variantes y circunvalaciones. Como ocurrió en la antigua carretera de Madrid —hoy Vía Helmántica—, el Estado pagaba la reforma a cambio de que los consistorios asumiesen la titularidad. Pues, en el caso de las entradas a la ciudad por el Norte y por el Sur no ha ocurrido ni una cosa ni otra. A pesar de que las vías son de titularidad estatal, ante las peticiones ciudadanas para que se dotasen de aceras, las arcas municipales han tenido que asumir obras por casi medio millón de euros.

PALABRAS CLAVE