25 enero 2021
  • Hola

El efecto devastador del COVID en los alquileres de locales en Salamanca

Tres de cada cuatro propietarios pactan reducciones que pueden extenderse durante un año | Aún así, la Cámara de la Propiedad registra una caída de nuevos contratos del 60%

El coste de los alquileres es uno de los gastos fijos más importantes para las empresas salmantinas, que en este momento se ven inmersas en una crisis económica derivada de las restricciones de movilidad de los ciudadanos y de los cierres de actividades. Además, la caída de turistas, el incremento de trabajadores y empresas en ERTE ha precipitado la caída del consumo y la actividad de los negocios, que en muchos casos tienen que tirar de ahorros para abrir.

Ante este panorama la mayoría de los propietarios de locales acuerdan con sus inquilinos rebajas de alquileres que pueden llegar al 30%, reducciones que en algunos casos se extienden hasta el próximo verano. Así lo pone de manifiesto Lorenzo Fuentes, abogado de la Cámara de la Propiedad Urbana de Salamanca. “La respuesta de los dueños ha sido favorable en tres cuartas partes de los acuerdos, por no decir en la totalidad de los que pasan por nuestras oficinas, a los que hay que sumar los que no se documentan”, detalla Fuentes. Explica que la caída de las rentas oscila en función de la localización de los inmuebles: “No es lo mismo un local en la calle Toro o en una vía comercial, que son más caras, que en el resto”. En este sentido, el secretario de la asociación de comerciantes Aesco, Antonio Flórez, reconoce la labor de negociación que asumen desde hace meses con recortes de mensualidades más discretos de entre un 15% y un 20%.

Los afectados piden créditos y reparto de costes con la Administración o ayudas directas a los propietarios

Los acuerdos entre inquilinos y propietarios ya comenzaron en el estado de alarma, momento en el que el 80% de los dueños ajustó las rentas e incluso condonó el pago de dos mensualidades, coincidiendo con los meses de cuarentena. Por su parte, los empresarios proponen fórmulas para afrontar estos costes, que en locales del centro de la ciudad pueden sobrepasar los 12.000 euros al mes. “Para mí es uno de los más importantes para las empresas. Por eso proponemos que los dueños cobren a través de una línea de crédito de Iberaval al 0% hasta que los inquilinos estén en disposición de hacer frente al pago cuando retomen la actividad”, señala José Vicente Martín Galeano, presidente de la Confederación de Empresarios Salamanca (CES). Por otro lado, el sector de la hostelería reclama que las rentas las asuman el propietario, el inquilino y la Junta al 33%. “La Administración regional es la que nos debe ayudar porque es la que nos restringe la actividad”, aclara Álvaro Juanes, presidente de los hosteleros salmantinos. Por su parte, el abogado de la Cámara de la Propiedad Urbana, Lorenzo Fuentes, destaca que las medidas que ha adoptado el Gobierno a través de reales decretos para regular los alquileres han dado resultados “insuficientes”, en principio porque eran obligatorias para personas jurídicas y no físicas. “Lo que deben hacer es conceder ayudas directas al propietario para el pago de los alquileres o para una parte de los mismos”, subraya.

A pesar de los pactos y las rebajas, lo cierto es que el tejido empresarial de la ciudad adelgaza por semanas. Una muestra de ello es que en la Cámara de la Propiedad la firma de nuevos contratos sobre locales ha bajado un 60% este año, a la vez que ha subido otro 60% la retirada de fianzas porque se suspenden los contratos. “Solo hace falta dar un paseo por la ciudad para ver cómo está el panorama”, resume el abogado.

Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png