12 junio 2021
  • Hola

El efecto de la vacuna ya es palpable: cae la letalidad entre contagiados y hospitalizados en Salamanca

Aunque solo están totalmente vacunados los mayores de 80 años, ya se nota el descenso en el número de infectados que fallecen | Los ingresos son menos graves y sobreviven

05 may 2021 / 21:39 H.

Salamanca ya empieza a notar los primeros efectos de la vacuna en la población general, no solo en la residencias.

Se ha visto en los países que van más avanzados en el proceso de vacunación. Tanto Israel como Reino Unido han visto cómo las gráficas de fallecimientos, contagios e ingresos se desploma. En España todavía es pronto dado que solo están totalmente vacunados -con las dos dosis- los mayores de 80 años.

Esta misma semana se está administrando en Salamanca la segunda dosis a los mayores de 70 años, pero todavía tardarán unas semanas en desarrollar la máxima inmunidad y en ir desapareciendo de las estadísticas de pacientes hospitalizados.

Pese a ser ‘pronto’ hay números que ya confirman el efecto de las vacunas. Uno es de la letalidad: cuántas personas fallecen entre las que se contagian. Durante la primera ola la letalidad superó el 8%. Se debe, sobre todo, a que se realizaban muy pocos test y solo se diagnosticaba mediante PCR a aquellas personas que ya tenían cuadros preocupantes. En la segunda ola se detectaron el triple de casos y la letalidad en Salamanca cayó al 2%. En la tercera ola, con el boom de los test de antígenos y los cribados masivos, fallecieron el 1,6% de las personas que fueron diagnosticadas. La cuarta ola ya empieza a estar marcada por las vacunas (ya hay un 35% de la población salmantina con al menos una dosis) y la letalidad ha caído por debajo del 1%: un 0,9%.

Ingresan menos graves

Otra forma de evaluar el efecto de la vacunación es analizar el número de fallecidos, pero no entre todos los contagiados, sino solo entre aquellos que terminan ingresando en el Hospital. En marzo y abril del año pasado casi uno de cada tres hospitalizados perdía la vida. Ingresaban muy graves y, además, se desconocía cuál era la mejor forma de tratarles. Durante la segunda ola bajó al 21,3%, en la tercera ola se situó en el 18% y durante esta última ola ha sido -está siendo- de apenas un 7,6%. Este dato tiene dos explicaciones: por un lado, las personas que ya están vacunadas con al menos una dosis, aunque puedan requerir de ingreso -casos muy raros- presentan cuadros mucho más leves que los de hace meses. Por otra parte, como las personas ya vacunadas son las más mayores, los pacientes que están siendo ingresados son jóvenes y éstos tienden a evolucionar mucho mejor.

El próximo efecto. Una de las estadísticas que todavía no ha ‘explotado’ pero debería estar a punto de hacerse notar es la de los ingresos en planta. Durante abril, y los pocos días de mayo, todavía hay un 12% de personas contagiadas que han requerido tratamiento en el Hospital de Salamanca, pero se da por hecho que en las próximas semanas el porcentaje irá cayendo de forma clara hasta arrojar las cifras más bajas de toda la pandemia. Así ha sido en las zonas con mayor tasa de vacunación.

Ver Comentarios
Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png