29 junio 2022
  • Hola

El edificio salmantino que lleva esperando desde 1986 para ser Bien de Interés Cultural

La Real Academia de Bellas Artes defendió hace 35 años que el Mercado de San Juan fuese monumento

23 nov 2021 / 18:58 H.
Ver Comentarios

El 26 de junio de 1987, el entonces secretario general de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Enrique Pardo Canalís, firmó un informe en el que respaldaba la propuesta de que el Mercado de San Juan fuese declarado monumento. En la misma línea, lo habían hecho previamente el Colegio Oficial de Arquitectos de León, la Dirección General de Bellas Artes y Archivos, y la Comisión Territorial de Patrimonio Cultural.

El expediente para convertir el edificio en Bien de Interés Cultural (BIC) fue incoado en noviembre de 1986. Este mes se cumplen 35 años sin que todavía se haya tomado una decisión, aunque todo apunta a que antes de concluir 2021 o a principios de 2022, compartirá “título” con la Plaza Mayor, la Catedral o La Clerecía.

El edificio salmantino que lleva esperando desde 1986 para ser Bien de Interés Cultural

El viernes la Consejería de Cultura abrió el plazo de un mes de exposición pública para que quien quiera pueda presentar alegaciones a su designación BIC. De salir adelante esta declaración, la construcción iniciada en 1942 y terminada en 1945, saldría de la condición de “interinidad” en la que ha vivido las tres décadas y media, en las que contaba con la protección y limitaciones propias de un monumento, sin serlo realmente.

En la misma situación se encuentran el Barrio Catedralicio, los restos de la iglesia de San Polo y la Calzada de la Plata, pero, conforme a las previsiones de la Consejería de Cultura de Castilla y León, estos deberán esperar aún, posiblemente hasta 2023, a que sus procedimientos se resuelvan.

Puede resultar llamativo que una construcción como este centro de abastos obtenga la misma categoría de BIC que la Plaza o el conjunto Catedralicio. ¿Qué tiene de especial el edificio que acoge el mercado para que se le considere monumento? Recogido en el Docomomo Ibérico, el catálogo que documenta la arquitectura del movimiento moderno con el fin de lograr su reconocimiento como parte de nuestra cultura del siglo XX, el Mercado de San Juan “constituye un ejemplo de la arquitectura de la autarquía española, testigo de un determinado momento histórico”, según recoge el informe de la Junta.

El edificio salmantino que lleva esperando desde 1986 para ser Bien de Interés Cultural

“Con independencia de los valores arquitectónicos que en sí mismo contiene, entre los que destaca su composición y claridad estructural, la importancia y valoración del mercado viene dada como relevante documento histórico, testigo de una época y espacio público por excelencia inmerso en la memoria colectiva, lo que convierte a este edificio en un valor relevante digno de protección y conservación”, señala el expediente.

Proyecto de los arquitectos Luis Gutiérrez Soto y Javier Barroso y Sánchez-Guerra en 1939, la construcción situada en la plaza de Julián Sánchez “El Charro”, responde a las directrices del “racionalismo que imperaba en esos momentos en la arquitectura europea”, en el que se busca principalmente la funcionalidad. Pero, aún así, introduce elementos propios de Salamanca, como el soportal con arcos de medio punto en piedra arenisca y la incorporación en la fachada de símbolos del Franquismo, que fueron sustituidos por el escudo de la ciudad, ya que el edificio pertenece actualmente al Ayuntamiento.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png