16 agosto 2022
  • Hola

El edificio público salmantino repleto de goteras y humedades tras una inversión de 29 millones

El Gobierno se verá obligado a levantar la cubierta de la planta baja de la lujosa sede del Instituto de la Seguridad Social inaugurada por Caldera hace apenas 16 años

14 jun 2022 / 17:32 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

La sede del Instituto de la Seguridad Social en Salamanca hace aguas. La inversión de casi 30 millones de euros para un edificio que se vendió como ‘inteligente’ con 22.500 metros cuadrados, dotado con las últimas tecnologías y siete plantas ya ha tenido que recurrir a múltiples parcheos sin que se hayan cumplido las dos décadas de vida. Su inauguración a bombo y platillo a cargo del exministro Jesús Caldera fue a finales de diciembre de 2006.

El último es el proyecto de reparación de un sector de la cubierta de planta primera del edificio, el que soporta el hall de entrada a la Seguridad Social. Las continuas goteras, filtraciones y humedades ha obligado al Gobierno a intervenir para solucionar estas deficiencias. Hasta ahora, y como solución provisional, los responsables del edificio han optado por colocar una protección de lámina de polietileno que cubre gran parte de la superficie adaptada. Estas humedades ya han provocado que hubiera que colocar cubos en el principal acceso de los visitantes salmantinos.

Tal y como aparece en la descripción del proyecto, las “importantes filtraciones de agua” se producen a través de los lucernarios y los cuatro sumideros, considerados por los responsables del documento técnico como “insuficientes para la cantidad de superficie que recogen”. “Al tratarse de una cubierta de pendiente cero, se pueden producir zonas de balsa con difícil evacuación del agua”. En el interior de los sumideros también se han observado filtraciones por falta de estanqueidad.

El arquitecto también recoge que la pintura impermeable que protege a los petos perimetrales de hormigón “está degradada”, así como los vierteaguas perimetrales que carecen de goterón.

En el caso de los lucernarios de hormigón armado, los técnicos señala que tanto la protección impermeable se encuentra degradada como las filtraciones que se producen tanto en los poros como en las fisuras del interior. Como consecuencia de esta situación, los responsables de la Dirección Provincial de la Tesorería General de la Seguridad Social se han visto obligados a trasladar todos los focos que iluminaban el edificio para evitar accidentes.

Para llevar a cabo la actuación, se ha sacado a concurso la obra por un valor de 184.854 euros y un periodo de ejecución de tres meses. En la intervención se procederá a levantar toda la cubierta existente, incluida la lámina de polietileno provisional, así como el desmontaje de los zócalos de chapa metálica, la primera fila de aplicado de piedra y las pasarelas de mantenimiento. La empresa que finalmente se encargue de ejecutar el proyecto deberá incorporar una superficie completamente nueva.

También deberá renovarse toda la impermeabilización de los petos de hormigón y colocar vierteaguas para evitar las filtraciones. Lo mismo deberá hacerse sobre los lucernarios a los que deberá colocarse un nuevo recubrimiento de bandejas de zinc y sellar perimetralmente todas las carpinterías.

Para evitar la ausencia de sumideros, deberán ampliarse e instalar una nueva red de evacuación de agua a través de falso techo, así como el sellado de todos los sumideros. En concreto, se instalarán cinco sumideros más a los cuatro ya existentes.

Por último deberá instalarse de nuevo toda la instalación eléctrica y de alumbrado, el riego por goteo que había originalmente y finalmente las unidades exteriores de climatización.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png