26 enero 2022
  • Hola

El duro trance de las familias en Neonatos: “Es demoledor dejar al bebé e irte a casa sin saber cómo estará al volver”

Las madres y padres que pasan días y noches en la unidad acaban convirtiéndose en una familia, apoyándose y compartiendo los malos y buenos momentos

19 nov 2021 / 13:31 H.

Las horas transcurren muy despacio para las familias que tienen que vivir el inicio de la ansiada maternidad y paternidad sin salir del Hospital durante días, semanas e incluso meses. En el cruce de pasillos que dan acceso a la nueva UCI neonatal y a Neonatos Intermedios se encuentra la zona para las familias.

Un pequeño hall, una sala de estar (con sofás, taquillas, lavabo y armarios), otra estancia con una mesa para comer, una sala para que las mamás se extraigan la leche y la sala de espera conforman este área donde madres y padres comparten malos y buenos momentos y se apoyan. “Gracias al resto de mamás, acabamos siendo como una familia. Pasamos muchas horas juntos”, reconoce Henar. Su primer hijo vino al mundo en la semana 27 y desde entonces saca fortaleza para afrontar una maternidad inesperada y muy dura. Esta madre lleva dos meses y medio yendo cada día al Hospital, primero al viejo y ahora al nuevo, para estar con su bebé.

“Las primeras semanas fueron demoledoras... Pierdes el control sobre tu maternidad. Llegas y luego dejas a tu bebé aquí en el Hospital. Te tienes que ir a casa y no sabes qué te vas a encontrar cuando llegues al día siguiente... El primer día sólo me dejaron tocarlo y el segundo ya pude hacer el método canguro piel con piel. Pero son momentos difíciles porque no sabes cómo coger a un bebé de un kilo, no estás preparada”, explica esta madre, que agradece el apoyo psicológico que se ofrece a las familias. “Un par de días a la semana las enfermeras te invitan a ir cuando te ven muy mal”, detalla.

Con suerte, Henar y su bebé podrán abandonar el Hospital la semana que viene. “Ya estamos pendientes de los últimos detalles. Tengo mucha ilusión pero también mucho miedo... a partes iguales”, confiesa. De hecho ella ya ha comenzado a recibir clases por parte de la fisioterapeuta que le enseña los ejercicios que tendrá que repetir en casa con su bebé. Henar también ha solicitado usar la nueva habitación de tránsito, donde podrá dormir una o dos noches con su hijo, haciéndose cargo de él pero teniendo al personal de Neonatología cerca por si necesita ayuda. “He tenido una maternidad muy desnaturalizada y que te den la oportunidad de que te acostumbres antes de irte a casa, te da tranquilidad”, agradece.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png