14 agosto 2020
  • Hola

El desorbitado número de profesores interinos el próximo curso en las aulas de Castilla y León

La pandemia, además, obligará a contratar a 600 profesores más

08 jul 2020 / 20:15 H.

El próximo curso escolar va a ser muy diferente al habitual. La aplicación de medidas sanitarias para minimizar contagios se convertirá en la consecuencia más evidente del coronavirus. Sin embargo, también habrá otros que pueden pasar desapercibidos. Uno de ellos afecta de manera directa al empleo público, ya que la pandemia va a disparar la cifra de docentes interinos en las aulas salmantinas muy por encima del 25%.

Dos hechos influyen en que las plantillas de colegios e institutos estén marcados aún más por la temporalidad a partir de septiembre. El principal es el aplazamientos de las oposiciones, que este año tocaban en el cuerpo de profesores de Secundaria, FP y otras Enseñanzas Medias. A diferencia de otros procesos selectivos, en educación han de celebrarse a principios del verano, ya que las pruebas y el procedimiento deben estar terminados en agosto, antes de que empiece el curso y los nuevos funcionarios puedan incorporarse a las clases.

Este año, sin embargo, la pandemia ha cancelado el calendario fijado. La suspensión de los plazos administrativos impidió que los opositores pudieran tramitar la solicitud, por lo que no se llegaba a tiempo al 20 de junio, fecha del primer examen. A la vista de las dificultades, las comunidades acordaron aplazar las oposiciones a 2021, por lo que las 1.401 plazas que había en juego en Castilla y León deberán ser cubiertas el próximo curso por interinos. A esta cifra hay que sumar los alrededor de 600 docentes que la Consejería de Educación calcula que necesitará contratar por los cambios que tendrá que efectuar en los centros por la pandemia. Como es lógico, para ello también deberá recurrir a las listas de interinos.

La temporalidad en los centros públicos ya era muy alta en Salamanca el pasado curso. Los últimos datos del registro del Ministerio de Política Territorial y Función Pública, de enero, constataban que, de los 3.556 docentes, casi uno de cada cuatro eran interinos, 846, el 23,79%, según destaca el sindicato CSIF. Al no poderse cubrir las jubilaciones que se hayan registrado desde entonces con nuevos funcionarios, más la contratación extra que realizará la Junta, el porcentaje de interinidad se situará por encima del 25% y seguramente más allá del 30%.

Hay que recordar que la educación era de los servicios considerados esenciales en el pacto acordado en 2017 por el Gobierno que entonces presidía Mariano Rajoy y los sindicatos. El acuerdo fijaba que la tasa de temporalidad debía situarse en el 8%, tres veces menos que en la actualidad y un objetivo que se alejará aún más el próximo curso.

PALABRAS CLAVE