28 junio 2022
  • Hola

El coronavirus deja a la pequeña Ainhoa sin su perro adiestrado

Numerosas iniciativas solidarias ayudaron a recaudar los fondos para el can que ayudará a la niña de Villaflores en su vida diaria

07 may 2020 / 11:49 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

La gravísima situación que está generando la pandemia del coronavirus ha obligado, también, a paralizar el adiestramiento de los perros en la Fundación Bocalán, entre ellos el que espera la pequeña Ainhoa, una niña de Villaflores que sufre una enfermedad rara.

“Desde la fundación nos han informado que actualmente hay unos 12 perros jóvenes en entrenamiento y socialización y que uno de ellos es el asignado para Ainhoa aunque el definitivo no se sabrá prácticamente hasta el mes de noviembre”, comentan desde el movimiento social “Un perro para Ainhoa”.

“La intención era la de entregar los perros en enero del 2021 pero el parón provocado por la crisis del coronavirus hará que ese plazo se amplíe ya que los perros están a día de hoy parados en la fundación o en casa de familias de acogida sin hacer ninguna actividad de entrenamiento”, añaden.

El síndrome de deleción que tiene la pequeña le provoca frecuentes crisis de ansiedad y problemas de conducta que hacen muy difícil tanto su día a día como el de su familia. Hace más de un año, el caso de Ainhoa generó un movimiento social en la comarca de Peñaranda para recaudar los más de 11.000 euros que cuesta el perro y su adiestramiento personalizado.

Particulares, empresas, ayuntamientos y asociaciones se volcaron con la iniciativa solidaria organizando festivales, actuaciones musicales, chocolatadas, castañadas y otro tipo de actos sociales con los que, en apenas dos meses, se consiguió el dinero necesario para el perro y se pudo, donar, además la cantidad restante recaudada para la Asociación de Enfermedades Raras de Castilla y León (Aerscyl).

El nuevo retraso en la entrega del perro ha supuesto un duro varapalo tanto para la familia de Ainhoa como para el movimiento social aunque reconocen que “no queda otro remedio que esperar”. Cabe recordar, también, que el perro adiestrado ayudará a la niña a calmar las mencionadas crisis de ansiedad y a evitar el riesgo que supone cuando cruza la calle sin ser consciente del peligro del tráfico ya que el can irá anclado a ella cuando salga a la calle para impedirle que lo haga. Desde la familia, por último, se ha reiterado el agradecimiento a todos los que colaboraron en la iniciativa y siguen con interés el caso de Ainhoa.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png