14 diciembre 2019
  • Hola

El clamor de las víctimas de accidentes de tráfico en Salamanca: “En España sale barato matar en carretera”

Con motivo del Día en Recuerdo de las Víctimas de Accidentes de Tráfico celebrado este pasado domingo, heridos en siniestros reclaman justicia, más educación vial y que no se devuelva el carné a un conductor adicto a drogas o alcohol hasta que se rehabilite

19 nov 2019 / 09:25 H.

Formación presencial obligatoria para sacarse el carné de conducir, mayores sanciones por usar el teléfono móvil al volante, ciudades a 30 km/hora... el bloqueo político mantiene en los cajones numerosas reformas planteadas por la Dirección General de Tráfico. Mientras tanto, las carreteras siguen cobrándose cientos de vidas (hasta este noviembre, 929 personas en España) y éstas reclaman justicia, más apoyo y educación vial en las aulas coincidiendo con el Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de Accidentes de Tráfico.

“Reclamamos justicia. Me parece sangrante que en este país salga tan barato matar en carretera. Es una vergüenza. No es normal que por una negligencia como coger el móvil, alguien provoque la muerte de una persona y le destroce la vida a su familia y se vaya de rositas. La justicia no existe y no la vemos”, denuncia Mª Paz González, la delegada regional de Aesleme, la asociación de lesionados medulares dedicada a la prevención de accidentes.

A ella un accidente de tráfico hace 24 años la dejó en silla de ruedas. Viajaba en la parte trasera del coche que conducía su hermano, y lo hacía sin cinturón. El coche patinó y volcó de lado. Mª Paz reconoce que aunque las indemnizaciones a las víctimas de accidentes de tráfico han subido y están casi al nivel de Europa, se queja, por experiencia propia, de las cláusulas de los seguros. “Si van contigo familiares de primer grado, en caso de accidente grave no están cubiertos y hay que denunciar al que provocó el accidente. En mi caso ¿cómo iba a denunciar a mi hermano? Me pagaron una indemnización como si me hubiera muerto, que es tres veces menos que por una lesión medular”, advierte. Ella, que ahora recorre las aulas de institutos dando charlas de educación vial, confiesa que “la vida es muy difícil cuando ves cómo estás arruinando a tu familia física, psicológica y económicamente”.

Reconoce que tras el accidente, las víctimas se sienten “muy perdidas” y reclama más apoyo para las asociaciones de ayuda, además de incidir en la educación vial en las aulas. La delegada regional de Aesleme reclama más dureza con aquellos reincidentes en alcohol y drogas al volante. “Lo primero es que vayan al médico y que superen la adicción antes de ir al curso de recuperación de puntos”, pide.

Año negro en las carreteras

Con el accidente mortal del pasado jueves en Campillo de Azaba, donde un guardia civil se encontró un coche volcado y al conductor fallecido dentro, se elevan a trece el número de víctimas mortales en los accidentes registrados en lo que va de año en la provincia. A los accidentes de Doñinos de Salamanca -con tres fallecidos- y Galisancho -con cuatro-, en los meses de abril y julio; le sucedió el choque frontal entre una furgoneta y un camión en Vecinos con un fallecido, también en julio; la salida de vía de un coche en Ledesma con otro fallecido, en agosto; un motorista muerto al chocar con una bionda en La Fuente de San Esteban; y el choque frontal de dos coches en Villar de Peralonso con un fallecido, ambos en septiembre. El último ocurrió en el mes de octubre cuando un motorista mirobrigense murió en un accidente en la CL-526, en Peñaparda. A ello hay que añadir el fallecimiento en enero de un atropellado en diciembre en Béjar, por lo que son 14 los fallecidos en Salamanca en lo que va de 2019 (24 horas después del siniestro ), un mal dato si se compara con los 13 fallecidos de 2018 o los 15 de 2017.

PALABRAS CLAVE