15 diciembre 2019
  • Hola

El cierre de la consulta de geriatría del Hospital alarma a sus pacientes

Los usuarios están siendo advertidos de que a finales de este mes se suprimirá el servicio y que seguirán siendo atendidos por especialistas de sus respectivas enfermedades

10 oct 2019 / 21:43 H.

Los pacientes de la consulta de Geriatría del Hospital de Salamanca están siendo informados de que a lo largo de este mes se echará el cerrojo a la consulta, por lo que sus usuarios pasarán a ser vistos por especialistas de otros servicios.

La hija de una de las pacientes confirma a este diario que al recibir el alta le han notificado que “seguirá teniendo continuidad asistencial, pero ya no la verá un geriatra, sino que tendrá que ir a varios médicos para cada uno de sus problemas”.

Los usuarios de la consulta se confiesan “preocupados” y destacan que el gran valor que tenía la consulta de Geriatría es que “son quienes mejor entienden los problemas de la gente mayor”. “Evitan que nuestros padres tengan que ir a mil especialistas diferentes porque, a esa edad, ya tienen problemas de todo tipo”, recalcan.

El Complejo Asistencial de Salamanca cuenta con dos geriatras en su plantilla. Entre ambos se encargan de mantener una consulta diaria de esta especialidad —atendían casos de demencias, fragilidad, trastornos de conducta, etc— y una Unidad de Ortogeriatría, que está integrada en la hospitalización de Traumatología y que se considera un modelo de excelencia a nivel nacional porque ha reducido la tasa de mortalidad intrahospitalaria en un 20%.

La gran novedad de esta Unidad es que el geriatra no es un colaborador externo, sino que forma parte del servicio, y los beneficios de esta modo de trabajo ya fueron premiados en la I Jornada de Buenas Prácticas Clínicas.

Los dos geriatras del Complejo apenas dan abasto con la Unidad de Ortogeriatría dentro de Traumatología

La Unidad de Ortogeriatría está centrada en los ancianos que son operados de la cadera y en los últimos tiempos ha pasado de atender unas 200 caderas al año a las más de 600 que se operan actualmente en el Complejo Asistencial de Salamanca: el más activo de la Región junto con el de León.

Los últimos datos apuntaban a que Ortogeriatría prestaba sus servicios a 24 pacientes ingresados todos los días, por lo que prescindir de este servicio es impensable.

La carga de trabajo en hospitalización es tan alta que resulta inviable asumir la consulta diaria. Desde hace meses se han valorado proyectos, pero finalmente el Hospital decide reorganizar las consultas externas de Geriatría en base a los recursos humanos con los que cuenta -solo dos geriatras- y a finales de octubre todos los enfermos serán derivados a otros departamentos.

El cierre de la consulta de Geriatría en Salamanca no tiene marcha atrás, al menos a corto plazo. A finales de mes ya no se atenderá a más enfermos.

La esperanza entre los pacientes —y especialmente sus familiares— es que la nueva Consejería de Sanidad de Castilla y León tenga más aprecio por la figura del geriatra de la que mostraron sus antecesores.

“Si están diciendo que Castilla y León es la comunidad más envejecida de España no se entiende que no tengan más geriatras en todos los hospitales”, reflexiona una de las usuarias que han querido hacer pública su queja.