24 febrero 2020
  • Hola

El barrio salmantino que cada noche se convierte en un circuito de velocidad

Los vecinos de Huerta Otea solicitan la elevación de los pasos de peatones para limitar la velocidad y evitar accidentes | Las grandes avenidas son utilizadas durante las noches para circular de forma temeraria

13 feb 2020 / 12:11 H.

Los vecinos del barrio de Huerta Otea han mostrado su malestar durante las últimas semanas en las redes sociales como consecuencia de la proliferación de carreras de coches, sobre todo por las noches. El ruido de los vehículos ha alterado el sueño de algunos de los vecinos que viven en el barrio, especialmente los que tienen sus viviendas en las principales avenidas de Huerta Otea. Todo ello, además, después de que en los últimos meses se hayan producido accidentes de consideración en la zona y ante el miedo de que estas acciones vandálicas puedan tener consecuencias más graves.

Desde la propia página de Facebook de la Asociación de Vecinos se habla del peligro que provoca el exceso de velocidad de los vehículos, por un lado, y de las carreras por otro. Por ello, según explican, ya ha solicitado al Ayuntamiento de Salamanca que tome cartas en el asunto y, por ejemplo, apueste por elevar los pasos de peatones para obligar a los conductores a aminorar la velocidad. Del mismo modo, también instan al Consistorio a que valore la conveniencia de utilizar un radar en la zona.

La Asociación de Vecinos pide la instalación de algún radar fijo en la zona para ahuyentar a los vándalos

Las vías más afectadas, según explican desde la Asociación de Vecinos, son las calles José de la Mano Beneite, Antonio Ponz y Antonio Llorente Maldonado, todas ellas paralelas al río Tormes, así como la calle Manuel Ramos Andrade, que recibe a diario un importante volumen de tráfico. De hecho, a finales del mes de diciembre se produjo una importante colisión entre dos vehículos en el cruce de esta vía en la confluencia con la calle Papa Luna. Además, el pasado viernes se produjo un atropello en José Lamano Beneite, a la altura del pipican, en el que una moto arrolló a un perro, que falleció como consecuencia de las heridas sufridas.

“Hay un problema generalizado de exceso de velocidad”, explicaba ayer la presidenta de la Asociación de Vecinos, Elena Rodríguez, motivo por el que confían en que se adopten medidas desde el Consistorio para conseguir que los vehículos respeten la velocidad limitada en estas vías, a 50km/h.

En cuanto a la proliferación de las carreras de coches, en la mayoría de los casos por las noches, no hay constancia de que se produzcan de forma periódica ni tampoco que sean los mismos vándalos quienes circulan a altas velocidades por las principales vías del barrio. Eso sí, tiene en alerta a los vecinos para evitar accidentes.

Huerta Otea se ha convertido en uno de los barrios más poblados de la ciudad, con un notable crecimiento año a año debido al incremento de promociones de vivienda, con notable presencia de jóvenes y familias con niños pequeños en muchos casos y con una notable actividad.

PALABRAS CLAVE