06 agosto 2020
  • Hola

El Ayuntamiento logra que Adif le escuche y electrifique la vía sin frenar el Puerto Seco

Tras 2 años de reuniones e informes, la empresa pública se compromete a coordinar su obra con el proyecto de la plataforma intermodal para no retrasarla ni generar un sobrecoste de 350.000€

04 jul 2020 / 21:47 H.

Tras más de dos años de reuniones e informes técnicos, el Ayuntamiento de Salamanca ha logrado convencer a Adif para que adapte los trabajos de electrificación de la vía férrea entre Salamanca y Fuentes de Oñoro de tal forma que no obliguen a modificar, retrasar y encarecer el proyecto del Puerto Seco. Según confirman fuentes de la Concejalía de Fomento y del Área de Ingeniería Civil del Consistorio, existe ya un acuerdo verbal para que el nuevo paso sobre la línea férrea que ha proyectado el Gobierno central en el sector de Peña Alta no invada los terrenos donde el Consistorio tiene previsto construir desde hace dos décadas la plataforma intermodal de intercambio de mercancías como infraestructura logística estratégica para dinamizar la economía de la ciudad. Igualmente, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias ha confirmado a este periódico que se está coordinando con la administración local para que ambas actuaciones se puedan ejecutar “con el mínimo de afecciones entre ellas”. Eso sí, señala que “hasta la fecha” no se considera necesario modificar el proyecto de electrificación.

Para dotar de catenaria la línea férrea hasta la frontera con Portugal, Adif debe elevar, adecuar o trasladar varios pasos que existen sobre la vía. Entre ellos, se encuentra el puente de un camino agrícola sin pavimentar en el punto kilométrico 8,264 y que constituye una entrada por el sur al sector de Peña Alta, donde se construirá tanto el Puerto Seco como el nuevo polígono industrial y tecnológico. La solución del Ministerio de Transportes para este puente, demasiado bajo para que pase bajo él la catenaria, es la construcción de otro nuevo a mayor cota y a diez metros más hacia el Oeste.

Desde marzo de 2018, tanto el Gobierno municipal de Alfonso Fernández Mañueco como el de Carlos García Carbayo han insistido en reuniones con altos cargos de Adif y con informes técnicos en que esa opción suponía invadir los terrenos en los que está prevista la plataforma intermodal, que desde marzo de 2013 cuenta con la autorización de la empresa estatal responsable de las infraestructuras ferroviarias. El Ayuntamiento ha llegó a estimar que, de no cambiarse el proyecto de adecuación de gálibos, las arcas municipales tendrían un sobrecoste cercano a los 350.000 euros en las obras del Puerto Seco, cuyo proyecto tendría que ser modificado, con la consiguiente demora que su tramitación supondría para una infraestructura que acumula años de retraso en su ejecución, a la espera, entre otros motivos, a que se electrificase la vía a Portugal.

La alternativa que defendían los técnicos municipales desde hace años es que Adif construya el nuevo puente a 165 metros de la ubicación elegida para que el acceso norte a este paso sobre el ferrocarril no invada los terrenos del futuro Puerto Seco. Esta alegación que planteó el Consistorio no fue atendida en ningún momento, ya que el Gobierno de Pedro Sánchez siguió adelante con el proceso de contratación de las obras sin variar el proyecto. Sin embargo, según confirman fuentes municipales, existe ya un acuerdo verbal para disminuir el radio del camino de acceso a ese nuevo puente para que así ya no obligue a cambiar el proyecto del Puerto Seco.