14 julio 2020
  • Hola

El aplazamiento a 2021 de las oposiciones no supondrá la pérdida de las plazas

El Gobierno ha prorrogado un año la oferta ligada a la estabilización de personal

29 jun 2020 / 23:12 H.

La pandemia ha trastocado los planes de las administraciones sobre la oferta de empleo público. Algunas han tomado la decisión de aplazar las oposiciones a 2021, sobre todo en la que se esperaba una gran afluencia de aspirantes, y otras lo están valorando. La principal duda de todas ellas consistía en que una parte de las plazas que se iban a poner en juego este año corresponden a los procesos de estabilización de empleo temporal de los ejercicios 2017 y 2018 y que vencían en 2020. Por lo tanto cualquier aplazamiento suponía la pérdida de esas plazas.

El Gobierno había garantizado al resto de administraciones que esos puestos no se iban a perder. Sin embargo, no ha sido hasta ahora cuando ha aprobado la norma que da seguridad a los organismos públicos y que también supone un alivio para los opositores, que podrán optar a la totalidad de las plazas previstas pese a que la oposición se haya aplazado o aplaza a 2021.

La complejidad de la puesta en marcha de estos procesos, que implican el empleo de importantes recursos personales y materiales y su desarrollo a lo largo de un amplio periodo de tiempo, se ha visto afectada por el impacto de la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19. Tanto la suspensión de plazos administrativos como las propias medidas de contención han afectado a la ejecución de las oposiciones ya iniciadas y también a la propia posibilidad de iniciar nuevos procedimientos.

PALABRAS CLAVE