19 septiembre 2020
  • Hola

Dos catedráticos de Salamanca se cuelan entre los científicos españoles más citados

Francisco Peñalvo ocupa el puesto 165 y Juan M. Corchado, el 176 de Google Scholar

05 ago 2020 / 21:38 H.

Google Scholar es la mayor base de datos académicos del mundo con perfiles de españoles trabajando en España o fuera, así como de extranjeros que desarrollan su labor en instituciones españolas. La Universidad de Salamanca no cuenta con ningún investigador entre los 100 autores del mundo más altamente citados, pero curiosamente, en una clasificación donde destacan los biomédicos y físicos de altas energías, se cuelan dos informáticos del Estudio charro entre los 200 primeros. Se trata de los catedráticos Francisco José García-Peñalvo y Juan Manuel Corchado, en el puesto 165 y 176, respectivamente, según el ranking de autores de acuerdo a su perfil público que elabora el equipo de Isidro F. Aguillo, jefe del Laboratorio de Cibermetría, un equipo de investigación perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que incluye más de 82.000 perfiles. Ese lugar les otorgan las 28.487 citas que tiene García-Peñalvo y 30.684 de Corchado, aunque en el ranking se tiene en cuenta también el prestigio de las publicaciones en las que han sido citados, por eso García-Peñalvo están en un índice ligeramente superior.

En el listado figuran otros 71 investigadores por la Universidad de Salamanca y otros 5 por Centro del Cáncer. Los siguientes en la clasificación sí pertenecen al ámbito biosanitario, Mª Victoria Mateos, experta en Hematología que ocupa el puesto 224, y Celestino Santos Buelga (228), catedrático de Nutrición y Bromatología. Les sigue Ramón García Sanz (272), también hematólogo, y a bastante distancia se sitúa Juan Andrés Blanco Rodríguez (424), de Historia. Por parte del Centro del Cáncer destacan Atanasio Pandiella (807) y Xosé Bustelo (951).

Y aunque los datos no son los mejores posibles, lo cierto es que también en esta clasificación Salamanca está muy por encima del resto de universidades públicas de la Región. El primer investigador vinculado a Valladolid figura en el puesto 308.

Isidro G. Aguillo, del equipo del CSIC que pone orden a las cifras que recoge Google Scholar, explica que el objetivo en un futuro es incluir otras facetas, como la disciplina en la que trabajan los investigadores, pero ahora solo tienen la clasificación global, de forma que hay áreas que por un descubrimiento puntero están muy de actualidad y todos sus investigadores se colocan en los primeros puestos, dejando atrás a otros.

“La labor de la investigación no consiste solo en hacer el descubrimiento, sino en publicarlo, y eso da lugar a que la gente lo lea y lo utilice y así se producen las citas”, comenta el experto en Cibermetría y señala que cuenta el número de citas, pero también de publicaciones, por lo que cuantos más trabajos se tenga, mejor. En cuanto a las buenas prácticas en este ámbito, Aguillo señala que es imprescindible la transparencia, que en todas las publicaciones quede claro el autor de la cita y la institución a la que pertenece, e insiste en la normalización para evitar problemas a la hora de identificar a los autores. Sobre Google Scholar subraya que es una base muy global para jerarquizar a investigadores de todas las disciplinas.

PALABRAS CLAVE