22 enero 2020
  • Hola

Dos barrios de Salamanca, “en pie de guerra” contra las casas de apuestas

La proliferación de los salones de juego en la ciudad preocupa a los vecinos

14 dic 2019 / 10:59 H.

Los vecinos de los barrios salmantinos afectados por el crecimiento de los locales de ocio y apuestas han decidido movilizarse para mostrar su disconformidad con las nuevas licencias. La Asociación de Vecinos Alto El Rollo- Comuneros ha mandado un escrito a la subdelegada del Gobierno, Encarnación Pérez, y a la Concejalía de Salud Pública del Ayuntamiento de Salamanca donde muestran su preocupación por un nuevo establecimiento que se dedicará a este tipo de negocio en la avenida de Comuneros. Esta preocupación también se trasladará al Consejo de Salud de Área que se celebrará la próxima semana y en la que el colectivo vecinal cuenta con representación.

La presidenta del colectivo, Marisa Martín, lamenta que no se tenga en cuenta que la avenida de Comuneros “está cercana a varios colegios e institutos y es un negocio con peligro de generar adicciones y ludopatías”. Durante las próximas semanas tienen previsto iniciar una recogida de firmas en la que ya se han implicado los centros educativos de la zona, la Asociación de Mayores de Comuneros y la federación vecinal Fecisa.

Ante la inminente apertura de un nuevo local también en el barrio del Oeste diversos colectivos han animado a recoger firmas. En un comunicado difundido a través de las redes sociales, vecinos del distrito salmantino están recogiendo firmas donde muestran su rechazo a la apertura de salas de apuestas del barrio y el apoyo al ocio popular. De hecho, en el manifiesto solicitan que se revoquen las licencias concedidas debido a que en la actualidad los reglamentos y normas se están adaptando a las nuevas realidades.

La presidenta de la asociación, Inmaculada Cid, reconoce que la asociación no ha sido la impulsora del manifiesto aunque opina que los locales de juegos y apuestas “aunque cumplan con la normativa” se debe hacer un esfuerzo de las instituciones para “sensibilización masiva” para “tomar conciencia de lo que es y de lo que supone la ludopatía sobre todo para los menores”.

Ante la preocupante proliferación de los salones de juego y casas de apuestas en los barrios, sobre todo en aquellos con mayor perfil de rentas bajas, las asociaciones vecinales ya comenzaron a actuar en el mes de febrero. Fevesa se reunió con la Asociación de Jugadores de Azar Rehabilitados, Asaljar, para analizar esta problemática “invisibilizada” pero creciente que afecta cada vez a gente más joven. En colaboración con Asaljar, las asociaciones vecinales, sobre todo aquellas más afectadas por la presencia de estos locales como Garrido, Pizarrales y barrio del Oeste, comenzaron a buzonear entre sus ciudadanos información que alerta de las consecuencias de la ludopatía y las adicciones al juego online y apuestas deportivas.

Al Ayuntamiento se le solicitó aumentar las campañas de sensibilización y prevención, eliminar publicidad de marquesinas, sobre todo en zonas cercanas a colegios, además de un control efectivo a la hora de dar las licencias de apertura a estos locales, y que aumente la vigilancia policial para que no accedan menores a estos establecimientos de juego. Desde las asociaciones de vecinos se considera también insuficiente la distancia mínima de 100 metros de estos locales de los colegios.