Borrar
La familia bolsinista con los novilleros elegidos el pasado febrero en el Carnaval. A la derecha, el flamante triunfador: Diego Mateos. S.DORADO
La Diputación concederá este año su Medalla de Oro al Bolsín Taurino Mirobrigense

La Diputación concederá este año su Medalla de Oro al Bolsín Taurino Mirobrigense

Es el certamen más antiguo de España: desde que se fundó en 1956 solo lo paró un año la pandemia

Javier Lorenzo

Salamanca

Domingo, 12 de mayo 2024, 11:33

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La Diputación ha comunicado a los grupos políticos su intención de entregar este año su máximo galardón, la Medalla de Oro, al Bolsín Taurino Mirobrigense, siendo la agrupación más antigua que promueve la tauromaquia y la afición al arte del toro. Es un desagravio más de los muchos que se están llevando a cabo desde el que el ministro Urtasun decidió eliminar el Premio Nacional.

En el invierno de 1956 media docena de entusiastas aficionados de Ciudad Rodrigo que se reunían en las tertulias del Café Moderno crearon una brillante idea: el Bolsín Taurino, en el que acogían a los maletillas que llegaban a las fincas al reclamo del Carnaval. Personajes sin recursos que buscaban en el toreo una salida a las penurias de sus vidas. Abraham Cid, Orencio Sevillano, Agustín Casado, Teo Toribio, Francisco Calzada y Jesús Calleja dieron cobijo, oportunidades y una primera plataforma de lanzamiento a aquellos «aspirantes». A través de diferentes tientas elegían al más destacado y le daban el premio de torear un novillo en el Antruejo. En la edición de 1957 eligieron a Gitanillo de la Cava como su primer triunfador de una historia que sigue en nuestros días —ahora ya fomentando la rivalidad entre las escuelas—y a la que solo fue capaz de parar el coronavirus. Y, desde entonces hasta el último, el salmantino Diego Mateos que arrasó en febrero. 68 años de historia por el que pasaron más de tres mil aspirantes entre los que solo unos pocos elegidos salieron lanzados.

Más de una treintena de los que han formado en cuadro de honor del último cuarto de siglo tomaron la alternativa, y toreros como César Jiménez (triunfador en 2000), Juan del Álamo (2008), López Simón (2009), Ginés Marín y Roca Rey (2013) o Tomás Rufo (2016), que en su día pasaron por Miróbriga sin haber debutado aún con picadores llegaron, años después, a abrir la puerta grande de Las Ventas como matadores de toros.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios