31 mayo 2020
  • Hola

CUPERAL: La voz de los nuestros

La fábrica de piensos de Vitigudino ajusta máquinas para tener a punto las nuevas instalaciones y da protagonismo a ganaderos y agricultores ante la crisis del coronavirus

22 may 2020 / 18:50 H.

CUPERAL, la fábrica de piensos de Vitigudino, ajusta las maquinas, revisa los procesos, asigna funciones para tener a punto la nueva fábrica. Años de trabajo se agolpan en el recuerdo y tantos amigos y clientes con los que la familia promotora, los Crespo Villoria, han hecho camino. Es hora de devolver todo lo recibido. Y CUPERAL quiere dar el protagonismo a la buena gente que integra el sector primario y que lo representa; un sector esencial que hace posible el progreso de nuestra tierra. CUPERAL es campo, se debe al sector y asume el compromiso de dar voz a su gente.

Ángel Vicente, ganadero y consejero del Consorcio Promoción del Ovino: “El sector primario seguirá siendo un motor de la economía”.

El ganadero Ángel Vicente está convencido de que “la crisis económica que viene va a poner a prueba la aptitud comercial de todo el sector y especialmente en la ganadería. En este momento hay grandes grupos dentro del sector primario que están ya muy preparados para la venta. Los menos preparados tendrán que mejorar su posición respecto del mercado; no creo que tengan otra opción”.

“Al mismo tiempo creo que surgirán pequeñas microempresas que se dirigirán a un mercado a través de la venta online. Supone la creación de un tejido económico que le va a venir muy bien al sector primario y al mundo rural”.

“En cualquier caso, el sector primario seguirá siendo uno de los motores de la económica. Es un sector esencial para cualquier país y Salamanca es una zona ganadera de primer orden y esto nos obligará a ser mejores y generar estructuras de comercialización potentes”.

José Manuel Cortés, presidente de COAG: “Ser profesional es garantía de supervivencia”.

José Manuel Cortes reconoce que “estamos expectantes con la cosecha que tenemos en el campo. Pero en general yo creo que será una cosecha por encima de la media de cada zona. Y el juicio definitivo lo tendremos pronto, dependiendo del tiempo de los próximos días”.

“Cuando tenemos una cosecha buena vemos que nuestros compradores tienen más poder que los productores. Y utilizan ese poder para bajar el precio. Por eso, tenemos siempre que unirnos para defender lo nuestro porque es nuestro trabajo”.

“El agricultor está muy preparado para la crisis porque vivimos en una crisis permanente. El año pasado no se hablaba de una crisis como que puede venir y, sin embargo, los agricultores arrastrábamos una sequía muy importante. Aguantaremos porque en general nos gusta ser lo que somos. Y, por otro lado, el sector está lleno de auténticos profesionales. Y eso es una garantía de supervivencia”.

Javier Cuesta, agricultor: “Hay oportunidades en el sector primario”.

El agricultor Javier Cuesta afirma que “la cosecha en estos momentos está presentada en el campo como una de las mejores de los últimos años. Que se confirme va a depender de los próximos 15 días. En Castilla y León necesitamos unos días de una temperatura entre 20 y 25 grados, noches templadas y un poco de lluvia algún día. En cuanto al regadío, la cosecha será un poco peor porque ha llovido mucho y algunas tierras estaban demasiado blandas”.

“En cuanto a la crisis que viene, el sector está preparado en líneas generales para aguantarla. Ya hace muchos años que el sector primario ha ido dejando al frente a auténticos profesionales. Hoy este sector no podría funcionar con gente no profesional. Salvo algunos casos en que la crisis le pille con una situación débil por alguna circunstancia, en general será un sector que aguantará bien la crisis”.

“Por otro lado, en la anterior crisis hubo gente que volvió a la agricultura. Y en esta pasará lo mismo. Habrá gente que coja las tierras de los padres, o una instalación ya montada y se quedarán. Hay que ser trabajador e inteligente para sacarlo para adelante, pero hay oportunidades en el sector”.

Juan Luis Delgado, presidente de ASAJA: Tenemos cotas de calidad muy altas en lo que producimos”.

Juan Luis Delgado es contundente ante el futuro que se avecina: “Hace unos meses el sector se manifestaba por la falta de rentabilidad. Hay un dato incontestable y es la profesionalización del sector en pocos años. Ese reconocimiento hay que hacerlo. Por eso, molesta que se amenace con inspecciones criminalizando a un sector que es posible que sea de los más inspeccionados y que cumple una legislación enorme. Una explotación media necesita una oficina que controle todos los extremos, laborales fiscales, de inspección, de trazabilidad, de sanidad... En este sentido, es un sector ejemplar”.

“Parece que hay una política que nos empuja a dejar de producir pues nos aboca a unos márgenes muy estrechos de rentabilidad. La alimentación es esencial. En la actual crisis del coronavirus se ha demostrado que no somos autosuficientes en la producción de mascarillas y eso nos ha costado miles de muertos. ¿Alguien se imagina que no seamos autosuficientes en los principales alimentos? Sería un desastre. Por otro lado, ¿por qué en España cumplimos con una normativa exigente y dejamos que entren productos de fuera que acaban en los lineales de nuestro país sin la exigencia y los controles que tenemos nosotros?”.

“En general, el esfuerzo que han hecho los productores, tanto en ganadería como en agricultura, en los últimos años en España es digno de mención y de reconocimiento. Se ha aumentado la producción con menos terreno y se han alcanzado cotas de calidad altísimas. Me gustaría que en todas las profesiones pudieran decir lo mismo y que los que nos gobiernan, de cualquier signo, tuvieran el mismo grado de auto exigencia en su trabajo y en las consecuencias de sus decisiones”.