Borrar
El crecimiento económico coge ritmo en la zona euro
CONTENIDO PATROCINADO

El crecimiento económico coge ritmo en la zona euro

Francia y Alemania emiten señales positivas después de muchos meses, mientras que la economía española sigue siendo la que más crece

Viernes, 17 de mayo 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La zona euro se despereza y parece recuperar la senda del crecimiento tras un prolongado periodo de zozobra, provocado por las tensiones geopolíticas, el alza de la inflación y las consiguientes subidas de tipos de interés, que a su vez contribuyeron a acentuar al enfriamiento de la economía, particularmente en Alemania y Francia, los dos países con mayor PIB del espacio comunitario.

Pero esta situación se estaría revirtiendo de acuerdo a indicadores como el HCOB PMI, el Índice Compuesto de Actividad Total de la zona euro que encadena dos meses consecutivos, marzo y abril, por encima de los 50 puntos, el guarismo que separa el crecimiento de la contracción en este indicador.

Así, si en marzo el HCOB PMI de la eurozona se situó en 50,3 puntos, en abril lo ha hecho en 51,7 puntos, gracias sobre todo al impulso del sector servicios, mientras que la producción manufacturera continuaría estancada, de acuerdo a los propios datos sectorizados del índice.

También, hay buenas noticias en cuanto a la creación de empleo según la encuesta del HCOB PMI, si bien todavía está presente la amenaza de la inflación, el auténtico caballo de batalla en la zona euro desde hace al menos dos años.

Evolución de las principales economías europeas

Hay que destacar que este indicador confirma la tendencia manifestada por el PIB, que ya reveló que en el primer trimestre de 2024 la economía de la eurozona había logrado esquivar la recesión al crecer un 0,3%. Ahora el HCOB PMI detecta además que ese crecimiento se extiende por los cinco países con más PIB: Alemania, Francia, Italia, España y Países Bajos.

De hecho, la principal noticia está en la recuperación de Alemania, auténtico motor de la economía comunitaria que aumentó su actividad después de diez meses. Al igual que Francia, la segunda con más PIB, y que según los datos del HCOB PMI para abril volvió a crecer tras casi un año. Aunque eso sí en ambos países con un ritmo bastante atenuado.

Otro tanto ocurre en el caso de Italia, que ofrece además una de cal y otra de arena, ya que, si bien sumaría su cuarto mes consecutivo de crecimiento, en abril lo hizo a un ritmo más bajo que en el mes anterior.

Pero sin duda, si hay un país con buenos datos ese es España, y así lo reflejan tanto el HCOB PMI como la evolución del PIB, que indican que es la economía que más crece dentro de las más grandes de la zona euro.

España, a la cabeza del crecimiento

Nuestro país experimentó un aumento del PIB del 0,7% en el primer trimestre de 2024, con una tasa interanual del 2,4%, que lo sitúa a la cabeza de las principales economías comunitarias, tal y como lo confirma el dato de los 55,7 puntos alcanzados en abril del Índice PMI Compuesto de actividad total, que ofrece unos guarismos de 52,6 para Italia, 50,6 para Alemania y 50,5 para Francia.

A este dato han contribuido el fuerte consumo de los hogares y el buen ritmo al que van las exportaciones, si bien el sector servicios y particularmente el turismo son los que siguen tirando del carro en la creación de empleo, que en abril de 2024 ha alcanzado los mejores niveles desde septiembre de 2008, aunque todavía con 2.666.500 desempleados, que porcentualmente suponen una de las peores tasas de desempleo de las economías europeas.

Mientras que la inflación aun moderando su subida, especialmente la subyacente, lo cierto es que sigue siendo una amenaza latente. A igual que ocurre en la mayoría de países de la zona Euro, y por ello el BCE se resiste a anunciar bajadas de tipos de interés que calentarían la economía, con el consiguiente efecto alcista en los precios.

Además, España afronta desafíos como el problema del acceso a la vivienda, así como una inestabilidad política en un escenario de polarización, que organismos tan importantes como el FMI consideran puede tener un efecto desestabilizador para la economía, al comprometer el crecimiento.

Asimismo, el Fondo Monetario Internacional en su último informe para España recetaba una reforma fiscal enfocada al IVA y los impuestos adicionales, aunque sin duda lo más controvertido de sus recomendaciones ha sido la propuesta de ajuste de las pensiones. En la parte positiva está la mejora de la previsión de crecimiento, que para 2024 la eleva del 1,5% previsto inicialmente al 1,9%.

Unos datos que estarían en sintonía con lo que vienen reflejando otros indicadores como el HCOB PMI que referíamos, que sitúan a la economía española como la que más crece al tiempo que las principales europeas como la alemana y la francesa también emiten señales positivas, por lo que parece que el crecimiento económico coge ritmo en la zona euro.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios