Borrar
Interior de un local vacío en una calle céntrica de Salamanca. ALMEIDA
La conversión en pisos y trasteros alivia la crisis de locales vacíos

La conversión en pisos y trasteros alivia la crisis de locales vacíos

Los expertos consideran que la recuperación de la actividad tiene una solución «difícil» a corto plazo ante la falta de sucesión de los negocios por la mala situación económica del pequeño comercio

Belén Hernández

Salamanca

Domingo, 7 de julio 2024, 06:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Los salmantinos han encontrado en otros sectores inmobiliarios una salida a la crisis de los locales que comenzó con la recesión económica y que ha continuado después con el cambio de costumbres de la sociedad, acentuada desde la pandemia con un mayor peso de las compras a través de internet.

La conversión de inmuebles en viviendas, algunos de ellos en pisos turísticos, o en trasteros ha supuesto una solución a los locales que desde que se construyeron no han tenido actividad o que después de que se cerraran no han encontrado inquilino durante años. «Con la actual filosofía de usar y tirar, todo lo que no sean servicios puramente presenciales, como una peluquería o una clínica fisiológica, irán para abajo», detalla el presidente del Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria, Valentín Rodríguez.

Aunque se ha incrementado la conversión de locales en vivienda, no afectará al mercado inmobiliario. «En Salamanca cada vez vive menos gente y en principio no se construyen suficientes pisos como para que disminuya a la oferta», detalla Rodríguez. No obstante, subraya que en las zonas con precios más atractivos seguirá abriendo locales. Buena parte de los locales que siguen cerrados en la ciudad son de pequeño comercio. El presidente de la Asociación de Empresarios del Comercio Aesco y presidente de la Cámara, Benjamín Crespo, no se muestra optimista a pesar de la nueva tendencia. «Seguimos la tónica del resto de España y cada vez se verán más locales vacíos, algo que no tiene una solución a corto plazo».

Incide en que cuando se cierra un establecimiento, «es difícil encontrar a gente que lo alquile», algo que no solo pasa en la calle, «también en los mercados municipales». Por su parte, el secretario general de la Confederación de Empresarios CEOE-Cepyme Salamanca, Víctor Yenes, achaca la situación al desequilibrio entre la oferta y la demanda de locales. «El propietario se resiste a bajar el precio e incluso cambia a otros usos como vivienda, a lo que se une la mala situación del pequeño comercio, que cada vez tiene más difícil abrir nuevos negocios».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios