Borrar
Una imagen de la exposición de la Sala de Exposiciones del Palacio de Garcigrande. LAYA
La colección inédita que podrán disfrutar los salmantinos en Garcigrande

La colección inédita que podrán disfrutar los salmantinos en Garcigrande

La sala de exposiciones acoge la muestra más íntima de la Fundación Vargas-Zúñiga y Pérez-Lucas, compuesta por 57 obras de entre los siglos XV y XX que reflejan los gustos del matrimonio

Elena Martín

Salamanca

Jueves, 25 de abril 2024, 14:12

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Una reliquia que nunca antes había salido a la luz. Un legado íntimo. Un tesoro que invita a viajar a través de la historia desde el siglo XV hasta el siglo XX. Así es la nueva muestra que acogerá la Sala de Exposiciones del Palacio de Garcigrande hasta el 30 de mayo, inaugurada en la mañana de este jueves por su comisario, Andrés Martín Mata, y el gerente y patrono de la Fundación Vargas-Zúñiga y Pérez-Lucas, Juan Vargas-Zúñiga.

Bajo el título de 'Una colección particular', esta exposición, que envuelve distintos estilos, está compuesta por 57 obras en las que se reflejan los gustos del matrimonio Vargas-Zúñiga y Pérez-Lucas, las cuales coleccionaron junto a diversas obras escultóricas en su domicilio.

«Queremos que los salmantinos sean conscientes del patrimonio que tiene la Fundación Vargas-Zúñiga. Esta colección tiene como origen la colección que comenzaron a crear José María Vargas-Zúñiga -presidente de la Caja de Ahorros de Salamanca, Medalla de Oro de la Ciudad y Medalla al Mérito Agrícola- y María Dolores Pérez-Lucas para reflejar sus gustos, sus inquietudes y el espíritu de una época, además de para disfrutar», ha asegurado Martín Mata, recalcando que el matrimonio «fue una pareja gran amante de la cultura, del arte, de la educación y de la ciencia de Salamanca», siendo «una ciudad que amaron hasta el punto de crear una fundación con sus propios nombres en el año 2000».

Con punto de partida en la obra 'Lavatorio de pies', 'Una colección particular' hace un viaje por la escuela goyesca, pasando por la aportación artística que varios autores realizaron en el siglo XX, entre los que destacaron las escuelas de Vallecas, Madrid y París, siendo esta última de la que «salieron grandes artistas». Además, entre las 57 obras 'abiertas' a los salmantinos, destacan algunas firmadas por Florencio Maíllo o Zacarías González, reconocidos en la capital charra junto a Benjamín Palencia, María Cecilia, Vidal González Arenal, Pancho Cossio o Joaquín Vaquero, que fueron testigos de las rutinas de este matrimonio y de su pasión por las vistas de la Salamanca monumental que tenían desde su casa y se empaparon de su religiosidad.

Los pequeños caprichos también tienen cabida, dando fe de ello los cuadros atribuidos a la escuela de Goya o Asensio Julià, las escenas navales de Pierre Léonce Furt y los pasteles de Firmin Báes. Su hogar albergaba bodegones de Joaquín Peinado, Juan Manuel Díaz Caneja, Carmen Laffón, Pere Créixams y Cristina Villacieros, que compartían ambiente con los paisajes urbanos de Cassani, Pepe Carazo, Cirilo Martínez Novillo, Agustín Redondela y obras de pintores rusos como Piotr Litvinsky, Alexandr T. Danilichev y Mihail Psystá. Todo ello aúna las referencias a la naturaleza y civilización que tanto disfrutaron en su vida laboral, social y personal.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios