Borrar
magen de un bisturí eléctrico en Garrido Norte. ALMEIDA
Las cirugías en los centros de salud salmantinos superan las cifras de prepandemia

Las cirugías en los centros de salud salmantinos superan las cifras de prepandemia

Atención Primaria de Salamanca ha adquirido 21 bisturís eléctricos para atender más casos y aliviar al Hospital

Javier Hernández

Salamanca

Domingo, 21 de enero 2024, 06:15

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

No es imprescindible acudir a un hospital para someterse a una cirugía. Los centros de salud también realizan determinadas intervenciones quirúrgicas consideradas como 'cirugía menor' y en el caso de Salamanca, esta actividad ya ha recuperado el ritmo por encima del nivel prepandémico: casi 1.000 intervenciones de cirugía menor durante los últimos 12 meses.

El motivo de este incremento es que los pacientes han regresado de forma presencial a los centros de salud, además de que «cada vez hay más médicos en Salamanca que practican la cirugía menor», destaca el gerente de Atención Primaria, Luis Javier González, que se muestra convencido de que el próximo año se superará el millar de cirugías. Con ese propósito se han adquirido 21 bisturís eléctricos, que se suman a los cuatro que ya había. «La intención es que todas las zonas de salud cuenten con un bisturí eléctrico».

El tipo de cirugías que los médicos de familia realizan con más frecuencia consisten en la eliminación de lunares, quistes sebáceos y, sobre todo, los acrocordones: pequeñas verrugas que suelen aparecer en la zona del cuello y que se retiran muy fácilmente con la ayuda de los nuevos bisturís eléctricos.

Hay tres grandes ventajas de este tipo de cirugías. Por un lado, los pacientes ven resuelto un problema de la forma más cómoda posible: en su propio barrio o pueblo y sin listas de espera. En segundo lugar, para los médicos resulta motivante la realización de estos procedimientos que rompen con la rutina de la consulta. Y en tercer lugar, el Hospital también se ve aliviado de una carga de trabajo que, aunque no es especialmente complejo, genera presión y listas de espera.

«El servicio que más puede verse beneficiado de la cirugía menor en Primaria es Dermatología, pero no el único», apuntan desde la Gerencia.

Los equipos de Primaria que sí se ofrecen a realizar cirugías suelen reservar una o dos fechas cada semana en la que se cita a los pacientes. «Las cirugías se realizan en salas específicas, por temas de esterilidad y porque allí está preparado todo el material específico de bisturí, pinzas, camilla eléctrica, etc. Todos los centros de salud cuentan ya con una zona reservada para estos procedimientos», aclara Luis Javier González.

Posteriormente -aunque uno de los requisitos para realizar estas acciones en Primaria es que no haya sospecha de malignidad en la 'lesión'- todas las muestras que se le extirpan al paciente son enviadas al servicio de Anatomía Patológica para hacer un estudio que así lo confirme y ver que la lesión se retiró por completo.

Hasta ahora el material que se utilizaba era un bisturí convencional, pero la llegada del dispositivo eléctrico supone la ventaja de que, a la vez que elimina la lesión, cauteriza la piel y evita el sangrado. «También se emplea la crioterapia en cirugía menor. Es decir, la congelación. En algunos casos es algo más que superficial y hay que abrir porque con lo superficial no se ve todo», detallan.

Las zonas de salud en las que ya se están realizando cirugías menores son las 11 urbanas, además de las zonas rurales de Alba de Tormes, Aldeadávila de la ribera, Calzada de Valdunciel, Ciudad Rodrigo, Guijuelo, Peñaranda y Periurbana Norte.

Con la llegada de los 21 equipos eléctricos se va a intentar que más profesionales médicos se incorporen a esta práctica.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios