12 agosto 2020
  • Hola

Ciencia, educación y cultura congregan los reconocimientos de FAUBA a Salamanca

Mar Siles, Román Álvarez y Luis García Jambrina reciben sus medallas por ensalzar los valores y el espíritu del Barrio Antiguo

12 jul 2020 / 19:48 H.

La Federación de Asociaciones de Barrios Antiguos de la provincia de Salamanca, FAUBA, ha entregado este domingo las medallas y condecoraciones a personalidades y asociaciones que han contribuido de una u otra forma a ensalzar a Salamanca. La capilla de la Universidad de Salamanca acogió la eucaristía que supuso el acto central de este homenaje que ha cumplido su trigésimo segunda edición este año.

El mundo de la ciencia, la cultura y la educación recibieron un emotivo homenaje, con tintes charros a golpe de gaita y tamboril, así como trajes típicos, para tributar un merecido reconocimiento a la científica Mar Siles, al catedrático de Filología Inglesa de la Universidad de Salamanca, Román Álvarez, así como el escritor y doctor en Filología Hispánica, Luis García Jambrina. También fueron homenajeados la Asociación de Amigos de Unamuno y la Asociación de Amigos de la Casa Lis.

El presidente de Fauba, Luis Delegado, ensalzó los méritos de los homenajeados, al tiempo que explicó la necesidad de “ensalzar al movimiento ciudadano y a estas tres personas que tanto hacen por Salamanca”, dijo. Por su parte, Mar Siles, insistió en declararse una auténtica “charra” y se mostró “muy feliz” por recibir esta distinción: “Tengo un compromiso muy fuerte con Salamanca y significa un reconocimiento muy importante por parte de la ciudad. Es como una integración dentro de ella”. Luis García Jambrina también se mostró muy agradecido por este reconocimiento. “De los 40 años que llevo en Salamanca, más de 25 los he vivido en el Barrio Antiguo y me encanta que esta asociación me haya concedido esta medalla y pueda compartirlo con los otros galardonados y asociaciones”, explicó. Además, “supone la culminación de mi relación con la ciudad”, dijo.

Román Álvarez destacó que hace 50 años se desenvuelve “por este barrio y este edificio -Escuelas Mayores-. En el curso 69-70 asistí por primera vez a las clases en la Universidad en el aula Miguel de Unamuno y desde entonces me he movido por el Barrio Antiguo, he sido testigo de cómo ha evolucionado, cómo asociaciones como Fauba han trabajado por el barrio, y me siento doblemente honrado porque también se galardonaba a la Asociación Amigos de Unamuno de Salamanca de la que soy miembro de su Junta Directiva”.

PALABRAS CLAVE