17 septiembre 2019
  • Hola

China ocupa la torre de los Anaya

El Ayuntamiento de Salamanca cederá a la Universidad parte del espacio del edificio de la calle San Pablo como sede del Instituto Confucio

24 may 2019 / 19:43 H.

La Torre de los Anaya se convertirá en la sede del Instituto Confucio en Salamanca. El Ayuntamiento ya ha confirmado a la Universidad la cesión de parte del inmueble para que, de la mano de la Facultad de Filología, la institución china pueda desarrollar su actividad en la capital charra. De esta forma, el Estudio salmantino quiere aprovechar el tirón chino y sacar rédito a las buenas relaciones que mantiene con el gigante asiático.

En concreto, la Universidad podrá hacer uso de la mitad de los 276 metros cuadrados que dispone el céntrico edificio situado en la calle San Pablo que , curiosamente, hace años ya estuvo dedicado a labores universitarias como sede del Instituto de Iberoamérica y que en estos momentos se encuentra en rehabilitación para su transformación en un gran centro cultural que albergue teatro, músicas, conferencias, cursos y exposiciones, además de contar con una biblioteca y una ludoteca. A estas actividades se sumará la promoción de la cultura china a través del Instituto Confucio.

“El centro será un gran escaparate y una vía rápida y directa de relación con las autoridades y el mercado chino”, asegura el decano de la Facultad de Filología, Vicente González, que ha liderado el proyecto e insiste en la importancia de que una superpotencia como China se haya fijado en un lugar remoto del mundo como es Salamanca.

Con este centro, el Instituto Confucio sumará una treintena de sedes en España y Latinoamérica, 7 en el país español teniendo en cuenta la de Salamanca. Las otras están en Madrid, León, Valencia, Granada, Barcelona y Castilla-La Mancha. Además, dispone de aulas por otras ciudades de España.

La idea del decano de Filología es que el Instituto Confucio comience a funcionar en Salamanca con el inicio del curso, hacia octubre. El problema es que ahora mismo la Torre de los Anaya se encuentra en plena restauración. Las obras comenzaron en diciembre y la duración prevista es de diez meses, de forma que quizás el edificio no esté listo para su puesta en funcionamiento, en cualquier caso, Vicente González garantiza que, si se cumplen todos los trámites administrativos, en octubre comenzarán a desarrollarse las primeras actividades ya sea en la Torre de los Anaya o en otro espacio universitario.

Los 140 metros cuadrados que el Ayuntamiento de Salamanca cederá para el Instituto Confucio se dedicarán a la parte administrativa del centro, también se crearán una o dos aulas y se establecerá una zona para exposiciones, presentaciones y otras actividades.

El Instituto Confucio funciona como un centro cultural y siempre está vinculado a una universidad. En este sentido, y ante las críticas de algunos sectores, González deja claro que las relaciones de la Universidad de Salamanca con China son de carácter académico y cultural, sin ningún tipo de imposición. “La Universidad de Salamanca será la que acredite y controle la parte académica, aunque ellos mandarán un director chino que estará supeditado al director académico de la Universidad”, añade González e insiste en que supervisarán toda la programación. Presentaciones de libros, conferencias, exposiciones y cursos de formación no reglada centrarán la actividad del Instituto Confucio. “Será algo parecido al Centro Hispano-Japonés, aunque con una implicación mayor de la Facultad de Filología”, incide el decano.

PALABRAS CLAVE