Borrar
Una pareja de novios son recibidos por sus invitados en la celebración de su compromiso. LAYA
Casarse en Salamanca cada vez es más caro

Casarse en Salamanca cada vez es más caro

Celebrar una boda en Salamanca puede costar a los recién casados entre 20.000 y 30.000 euros. Los espacios abiertos o complejos con jardines son los más elegidos

María Regadera

Salamanca

Lunes, 11 de septiembre 2023, 06:45

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Vestido, cocktail, convite, música en directo, dj, regalos para los invitados y mucho amor. Planificar una boda se convierte en una tarea poco sencilla en muchos casos, donde hay que tener muy claro el presupuesto con el que la pareja cuenta en sus inicios. El coste de celebrar una boda en la provincia salmantina se ha disparado considerablemente durante los últimos años. Según especialistas en la organización de este tipo de eventos en Salamanca, el precio total de celebrar una boda puede llegar a oscilar entre los 20.000 y 30.000 euros, aunque depende del número de invitados y de las condiciones del enlace.

Según el informe publicado por bodas.net, pagina web de referencia a nivel nacional, Castilla y León tiene un coste por invitado de 194€. Profesionales en la organización de bodas en Salamanca sostienen que la media por comensal, según su experiencia, ronda los 160 y 180 euros.

Aunque este verano ha sido bueno para el amor y se han celebrado gran número de enlaces, se ha puesto de manifiesto el cambio de percepción de los salmantinos acerca de este tipo de eventos, al moldearse teniendo en cuenta las nuevas tendencias que han salido al mercado y que corren como la pólvora en redes sociales, dejando a los novios con un amplio catálogo de posibilidades a la hora de organizar lo que será «el día más importante de sus vidas». Algunas parejas llegan a alargar su enlace para convertirlo en toda una experiencia para ellos y para sus invitados. «Cada día es más habitual que nos pidan celebrar un evento más íntimo el día antes del enlace, o incluso una postboda para alargarlo. Los salmantinos han dejado de ver las bodas como una celebración y simple baile para convertirlo en una experiencia completa», afirma Silvia Carpe, una Weeding Planner y organizadora de eventos salmantina.

Asimismo, las exigencias crecen y los novios buscan ofrecer el día de su boda propuestas innovadoras que puedan completar la experiencia: «Es habitual que soliciten un tatuador para que este toda la noche. Nos llegaron a pedir incluso malabaristas para la fiesta posterior, artistas que reflejen el enlace en caricaturas o incluso en un lienzo. Son propuestas peculiares que cada vez se demandan más», asegura.

El lugar donde se celebrará el enlace es otra de las grandes incógnitas para los novios. En Salamanca, la tendencia durante los últimos tres años, desde la pandemia, es la elección de espacios abiertos o complejos que cuenten con jardines. «Todos los novios tienden a alargar el cocktail con música en directo, que es una de las grandes apuestas. También hemos notado que en los enlaces se prefiere un espacio que permita movilidad, los invitados ya no disfrutan de un espacio cerrado y yo creo que eso, en parte, ha sido herencia de la pandemia que hemos vivido», afirma Inmaculada Gallego, otra Weeding Planner salmantina.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios