11 noviembre 2019
  • Hola

Carbayo y Mateos se enzarzan en el debate y “respetan” a Ana Suárez

El alcalde ha desgranado los logros de su gobierno, mientras que el candidato del PSOE considera desastrosa su gestión

21 may 2019 / 18:16 H.
    Cargando reproductor ...

Los cuatro candidatos a la alcaldía de Salamanca han debatido y confrontado sus ideas en el debate electoral organizado por La 8 Salamanca. Carlos García Carbayo (PP), José Luis Mateos (PSOE), Ana Suárez (Ciudadanos) y Gabriel Risco (Ganemos) han compartido espacio en esta cita antes de las elecciones municipales del domingo, 26 de mayo.

En general, el debate se ha sentido bastante encorsetado, con los candidatos con los guiones preparados y sin salidas de tono, más allá de algunos episodios de cuerpo a cuerpo, sobre todo entre Carbayo y Mateos.

Carlos García Carbayo ha basado sus intervenciones en destacar las actuaciones que el Partido Popular ha realizado desde el Ayuntamiento en los últimos años de gobierno, apoyándose constantemente en cifras y datos. José Luis Mateos y Gabriel Risco, por su parte, han partido en casi todos los temas tratados del problema de la despoblación para, desde ahí, ir describiendo los puntos de sus respectivos programas electorales. Suárez ha seguido una estrategia distinta y ha recordado la influencia que ha tenido su partido en las decisiones tomadas desde el consistorio, a la vez que ha lamentado que propuestas que han salido a la luz en el debate se hayan reservado para las campañas electorales en lugar de hacerlas efectivas antes.

En lo que se refiere al plano económico y al empleo, el alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, ha destacado el papel del Partido Popular y el de los empresarios de Salamanca en la creación de empleo en la ciudad en los últimos años, y se ha referido a la apuesta que se hace desde el Ayuntamiento por la empleabilidad de los jóvenes y las mujeres. “Hay creación de empleo y vida en las calles”, ha asegurado, frente a la visión que ha calificado como “catastrofista” del resto de candidatos.

Por su parte, el candidato de Ganemos, Gabriel Risco, ha reivindicado la necesidad de crear “empleo digno” en Salamanca, y se ha referido a la cantidad de personas que cobran sueldos por debajo de los 1.000 euros y del salario mínimo en la ciudad.

José Luis Mateos ha basado su argumentario en la despoblación de Salamanca, y ha asegurado que, si llega al Ayuntamiento, ofrecerá su apoyo y ayudas económicas a pymes y autónomos para lograr puestos de trabajo dignos y estables. También ha criticado el “amiguismo” que, asegura, impera en el Ayuntamiento en materia de empleo.

La candidata de Ciudadanos, Ana Suárez, considera que la receta está en lograr hacer Salamanca atractiva para las empresas, ofreciendo en la capital el suelo industrial que encuentran en los polígonos del alfoz.

En el plano de la política social, Gabriel Risco ha aludido a la “puesta en marcha” de la solidaridad en Salamanca, así como al derecho a la vivienda y a la sanidad como base desde la que partir para prestar los servicios necesarios a los salmantinos.

José Luis Mateos ha asegurado que existen “demasiadas personas olvidadas” en Salamanca y que eso se debe al modelo actual que se lleva a cabo desde el Ayuntamiento, que “genera desigualdades”. El objetivo, ha destacado Mateos, a través de las políticas sociales, es conseguir una “igualdad real y efectiva” entre los habitantes de Salamanca.

Suárez ha aludido a las personas como identidad de Salamanca, “unas personas a las que tenemos el deber de cuidar”. Ha admitido que las políticas sociales en salamanca “funcionan, aunque pueden funcionar mejor”, si bien ha apuntado que muchas de ellas han salido de grupos políticos diferentes al Partido Popular.

Por último, Garcia Carbayo ha sentenciado que “Salamanca es una ciudad modelo en políticas sociales” y ha acompañado su afirmación con una serie de cifras con las que ha destacado todas las ayudas que se han ofrecido desde el Ayuntamiento de la ciudad en los últimos años.

A la hora de describir el modelo de ciudad por el que apuesta cada uno, el guión del debate se ha mantenido casi inmutable. El alcalde ha asegurado que Salamanca “ya es una ciudad cómoda y llena de vida” y ha repasado, de nuevo, gran parte de las actuaciones que el consistorio ha llevado a cabo bajo el mandato del Partido Popular con la meta de situar a la ciudad “en la vanguardia de los valores medioambientales”. El resto de candidatos han coincidido en su visión de partida, apuntado que lo primero son los salmantinos. En cantidad, primero, aludiendo de nuevo a la despoblación, y en calidad de vida, apuntando a la creación de empleo como el pilar en el que debe basarse la “construcción” de Salamanca.

“Salamanca es una de las mejores ciudades para vivir”, ha sentenciado Carlos García Carbayo, que ha prometido luchar por que sea “todavía mejor” si los votantes confían en él.

“Tenemos en nuestras manos la oportunidad de cambiar el rumbo de Salamanca”, ha asegurado José Luis Mateos, que ha prometido “preocuparse de verdad”, por los salmantinos si le dan su voto.

“Tenemos la oportunidad de hacer una ciudad libre y democrática de la que no se tengan que ir los jóvenes”, ha declarado Gabriel Risco, que ha pedido a los votantes que lo hagan “por la ciudad que desean”.

“La gente nos transmite su ilusión por que esa Salamanca que todos queremos esté marcada por la responsabilidad de todos para trabajar por el ciudadano”, ha apuntado Ana Suárez, que considera que “es el momento de poder abanderar ese cambio”.