14 agosto 2020
  • Hola

Caen en una semana de 400 a 162 los aislados por contacto con COVID

Son personas sometidas a seguimiento estrecho por parte de los “rastreadores” de los centros de salud tras haber tenido relación con un enfermo positivo en coronavirus

25 jun 2020 / 22:05 H.

En la actualidad 162 personas se encuentran aisladas en Salamanca por haber tenido contacto con un enfermo de coronavirus. Se trata de ciudadanos controlados por los sanitarios de los centros de salud que asumen las funciones de localización de posibles contagios y seguimiento de posibles síntomas para evitar que el COVID-19 se extienda. La cifra ha disminuido sensiblemente en la última semana, ya que inicialmente fueron 300 las personas controladas en cuarentena, la semana pasada subieron a 400 y ahora son 162, un 60% menos en solo siete días.

Cuando el Servicio de Epidemiología informa al centro de salud de que un paciente de su zona ha dado positivo, los “rastreadores” le llaman para localizar a las personas que haya podido contagiar. Se trata de todos aquellos que hayan estado a menos de dos metros de él durante un mínimo de 15 minutos, sin protección y durante los dos días anteriores al inicio de los síntomas o en los dos días anteriores a someterse a la prueba PCR en el caso de ser asintomático. El paciente que ha dado positivo tiene que hacer un importante esfuerzo de memoria para que no se escape ningún posible contagiado que pueda extender el virus. Cabe destacar que a estas personas también se les realizan pruebas PCR para descartar que tengan la enfermedad.

Los “rastreadores” desarrollan una labor clave desde que la provincia pasó a Fase 1 y terminó la cuarentena, dado que desde los centros de salud intentan evitar que los asintomáticos puedan seguir contagiando y facilitando la transmisión comunitaria.

Cada zona básica de salud de la provincia cuenta con estos profesionales que están en contacto estrecho con el Servicio de Epidemiología, desde donde les apoyan en su tarea. Se trata fundamentalmente de enfermeras que mantienen el contacto con los pacientes de forma telefónica. Esta figura fue uno de los requisitos fundamentales para acabar con el confinamiento.

PALABRAS CLAVE