03 agosto 2020
  • Hola

Bajan ligeramente los alumnos salmantinos con derecho al uso gratuito de libros

La Junta concede la ayuda a los 10.382 estudiantes que cumplían las condiciones, 223 menos que el curso pasado | Otros 6.713 podrán recibir libros en préstamo si sobran

01 ago 2020 / 16:16 H.

La Consejería de Educación ha hecho oficial que 10.382 estudiantes de Salamanca de Primaria y Secundaria van a recibir la ayuda para libros de texto del próximo curso 20-21. Esta cifra aumentará dentro de unos meses, ya que los libros que se prestan en los centros y que sobren se destinarán al resto de alumnos que han solicitado la prestación escolar pero que por nivel de renta no cumplen los criterios.

La aprobación inicial de los beneficiarios muestra un ligero descenso en comparación con el curso pasado. Entonces fueron 10.605 los que cumplían todos los requisitos establecidos por la Junta, 223 más que ahora. El descenso se debe a que hay menos familias por debajo del nivel de renta máximo exigido para poder optar de manera directa a las ayudas, 2,5 veces el IPREM, 18.799 euros al año. La referencia utilizada por las administraciones ha sido los de 2018, los únicos “oficiales” cuando se abrió la convocatoria, por lo que entonces la situación económica de muchas familias era mejor que la que tienen ahora.

Los 10.382 alumnos beneficiarios recibirán como ayuda en especie los libros de texto del banco de libros ubicado en el centro donde curse sus estudios, y solo en el caso de que en este no dispusiera de existencias, se le entrega una ayuda dineraria por el importe de la adquisición de los libros necesarios hasta un máximo de 280 euros para Primaria y 350 euros para Secundaria. De acuerdo a los cálculos de la Junta, los estudiantes salmantinos recibirán algo más de 3,2 millones de euros.

En una segunda fase y en el caso de que una vez otorgadas las ayudas previstas para los beneficiarios directos continuaran existiendo libros de texto en el centro docente, los manuales se entregarán por orden inverso a su nivel de renta al alumnado que se hubiera quedado fuera de las ayudas. En este caso se encuentran 6.814 escolares salmantinos, un centenar más que hace un año. El curso pasado, precisamente, además de los más de 10.000 beneficiarios directos, al final hubo otros 4.000 que, pese a no cumplir el criterio de la renta, acabaron recibiendo libros prestados.

En cuanto a etapas educativas, la mayoría de solicitudes en Salamanca se concedieron en Primaria, con 5.882 beneficiarios directos. En la ESO hay 4.500. La situación se repite en el conjunto de Castilla y León, donde existen un total de 65.896 beneficiarios.

Atención al medio rural. La Consejería de Educación ha priorizado este año las ayudas de libros de texto del programa Releo Plus a los alumnos que estudian en centros rurales. El cambio ha consistido en aplicar un coeficiente a la renta familiar, de modo que sus posibilidades de obtener la ayuda aumenten. En concreto, la renta se divide por un coeficiente de 1,3, lo que eleva las probabilidades de acceder a la subvención.