17 abril 2021
  • Hola

Así sobreviven estos salmantinos facturando 10 euros al día

La pandemia y la falta de ayudas han puesto al borde del abismo a multitud de negocios, que afrontan unos costes inasumibles con los ingresos actuales

01 mar 2021 / 18:15 H.

Pasear por la Rúa en las últimas semanas genera tristeza. Una melaconlía que surge al ver locales vacíos de actividad, bares cerrados a cal y canto porque no pueden abrir el interior y no les merece la pena colocar una terraza, u observar tiendas de recuerdos que han reducido el horario o que solamente atienden por teléfono porque sin turistas, no hay ventas. Entre los pocos que aguantan abiertos se encuentra Pedro Javier Redondo. “Abro porque hay que pagar gastos, pero apenas compensa. Hay días en los que solo he facturado 10 o 15 euros”, admite resignado.

Sin visitantes, un comercio como el suyo apenas recibe clientes. “Desde mediados de septiembre, salvo el puente del 12 de octubre, esto no remonta. La facturación ha caído un 90%”, asegura. Pedro Javier se lamenta de la falta de ayudas directas, indispensables para que muchas tiendas como la suya no cierren. “Ahora tiramos de ahorros, de préstamos ICO, pero es muy arriesgado. Necesitamos ayudas a fondo perdido y que a nuestro sector se les considere también como turístico”, se reafirma.

Pedro Javier por ahora aguanta, pero el futuro de la tienda de José María Maíllo, dedicada a la venta de complementos de piel y también ubicada en la Rúa, tiene los días contados: están en liquidación por cierre. “Lo mejor es cerrar”, asume el propietario con tristeza. “No se vende nada. En esta calle, sin turistas no hay negocio. Ahora para conseguir alguna venta, hay que hacer un descuento desproporcionado”, afirma. José María recuerda que en los 50 años que lleva al frente de la tienda, nunca había vivido una situación como la actual. “Es el peor momento. Esta crisis ha superado a todas las que se han registrado antes. Y sin ayudas resulta imposible continuar”, resume.

La incertidumbre también se cierne sobre la tienda de moda de Nieves Maíllo. Un negocio especializado en vestidos de fiesta, por lo que su facturación está muy unida a lo que le pase a la hostelería. “Si pueden abrir sin tantas limitaciones como ahora y la gente puede reunirse, hay celebraciones, bodas, fiestas, y eso repercute en más ventas”, relata. Sin embargo, durante el último año la realidad ha sido bien distinta, salvo en verano, cuando se relajaron las medidas. “He facturado un 80% menos”, indica. La solución para Nieves pasa ahora por traspasar el negocio, ubicado en la calle Toro, aunque todavía hay un pequeño rayo de esperanza. “Va a depender de si finalmente me bajan el alquiler del local”, admite.

Ver Comentarios
Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png