17 abril 2021
  • Hola

Así se registró el primer contagio en Salamanca hace justo un año

El decano de Educación recibió la llamada de Sanidad para informarle de que el primer positivo era una alumna del centro. Inmediatamente avisó al rector

02 mar 2021 / 18:08 H.

Tensión. Con esa palabra describe el decano de la Facultad de Educación, Ángel García del Dujo, los momentos vividos el 2 de marzo de 2020 cuando se descubrió el primer caso positivo por COVID-19 en Salamanca: una alumna de Pedagogía. Hoy justo hace un año. El decano de la Facultad de Educación y el rector de la Universidad recuerdan a la perfección la jornada que supuso un antes y un después en el curso 2019-2020.

“Fue un lunes, a eso de las 9:15 de la mañana, y me llamó la directora general de Salud Pública y me dijo que en esta facultad se había confirmado un caso. Fueron momentos de tensión. Me extrañó mucho que no hubieran llamado al rector, eso me hizo pensar que era muy urgente y que había que atajarlo rápidamente”, relata García del Dujo. “Rector, tenemos un caso”, recuerda Ricardo Rivero que le dijo el decano de Educación y explica: “La primera decisión fue convocar la comisión COVID, consultar a los expertos para que nos dijeran cómo había que proceder con los contactos estrechos y si había que tomar alguna decisión sobre la docencia”. En principio se acotaron las medidas de realización de pruebas y aislamiento a los contactos estrechos de la estudiante que, como apunta el rector, dio positivo tras contagiarse en un viaje a Italia, país al que habían viajado muchos universitarios por el Carnaval.

“Estábamos alerta, era una cuestión de tiempo que llegase a Salamanca y a la Universidad porque es una comunidad de 30.000 personas y con mucha movilidad”, asegura Rivero que en aquellas fechas ya había suspendido los viajes programados para estar pendiente de los acontecimientos.

Un momento complicado para el decano fue comunicárselo a los compañeros de la alumna contagiada. “El secretario y yo fuimos al aula, que era 1º de Pedagogía, había que ver la cara de los estudiantes cuando les informamos, hubo reacciones en ese mismo momento, alguna alumna verbalizó que sentía síntomas y no se encontraba bien, probablemente fue por la tensión, pero ella y otros fueron pasando por mi despacho y todo a cara descubierta”, comenta García del Dujo que esa tarde también tuvo una reunión con miembros del Rectorado y expertos de Sanidad. “Recuerdo que insinué cerrar la facultad y, no tanto desde las instancias universitarias, sino del ámbito de la salud dijeron que eso era cerrar Salamanca. Fíjate lo que pasó unos días después”, apunta el decano y habla de “tensión, sorpresa y miedo en alumnos y en profesores”.

Finalmente, se suspendieron las clases solo en el curso al que asistía la alumna que dio positivo. “En los días siguientes, seguí en contacto con los estudiantes afectados y me tranquilicé en el sentido de que todos evolucionaban muy bien”, recuerda el decano y señala que en las semanas siguientes, ya decretado el confinamiento domicilario, en el ámbito académico faltó “serenidad y frialdad” y en su lugar hubo mucho “activismo”.

Este primer caso probablemente hizo que la Facultad de Educación ya nunca bajara la guardia. Ahora tiene 3 casos activos de los 18 que hay en toda la Universidad. Fue de los primeros centros en trabajar con la distancia de 1,5 metros y, pese a las dificultades, gracias a la ayuda de la Dirección Provincial de Educación, sus alumnos están haciendo prácticas en centros escolares. La vida, aunque un poco distinta, sigue en el mundo universitario.

Ver Comentarios
Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png