08 agosto 2022
  • Hola

Así es Jesús Sánchez, el Defensor del Mayor en Salamanca capital

“Nuestra labor es altruista y también trabajamos desde casa: el tiempo es oro en la Administración y hay que aprovechar las ocasiones”

05 jul 2022 / 17:12 H.

Jesús Rodríguez Sánchez ejerce como Defensor del Mayor en Salamanca capital, una figura de nueva creación que, en la práctica, le lleva a mantener relación estrecha con el Ayuntamiento de Salamanca (de quien depende y a quien canaliza las peticiones), los Servicios Sociales municipales y las asociaciones del sector. Argimiro Pérez, como secretario, le echa una mano a este expolicía local.

–En agosto cumple 80 años. ¿Por qué sigue trabajando?

–No sé si es por costumbre. Fui policía local y muchas veces nos llevábamos trabajo a casa. Cuando pasé a la segunda actividad fundé la Asociación Cultural San Juan de Sahagún de Jubilados y Pensionistas de la Policía Local de Salamanca y el Grupo Paseado por Salamanca. Y como nuestros paseos son por Salamanca estamos viendo todos los problemas que hay de accesibilidad: dónde hace falta un paso peatonal, dónde hace falta una marquesina para los autobuses... Todas estas cosas que vamos viviendo, se las comunicamos al Ayuntamiento. Tenemos muy buena colaboración con el Consistorio y nos hacen caso con todo lo que le mandamos. Si no, nuestro trabajo sería imposible.

–¿Qué trabajo se llevaba a casa un policía local?

–En ocho horas de servicio no daba tiempo a todo: tenía que ir a reuniones del Ayuntamiento... y cuando había que preparar operativos para Ferias o Semana Santa eran trabajos que te llevabas a casa para estar luego más tranquilo.

–¿Ejerce de Defensor del Mayor como si fuera un voluntariado?

–Es un trabajo altruista y además, tanto el secretario Argimiro Pérez como yo, estamos poniendo nuestros medios, nuestros ordenadores, impresoras... A veces hay que trabajar desde casa para que todo salga adelante lo más pronto posible. En la administración el tiempo es oro y hay que aprovechar las ocasiones.

–¿Y le han pedido muchas citas presenciales? ¿Qué problemas le han llamado la atención?

–Sí se han pedido citas. Uno de los problemas que existe hoy día es la separación de las personas mayores. Y en esos casos existe un doble problema: el que se marcha de casa posiblemente es el que mejor esté y el que se queda es el que peor está. Estamos hablando de personas de 84 años, 85 años y 86 años. Imaginemos lo que es quedarse solo a esas edades, cuando, además, se tienen de enfermedades.

–¡Qué triste!

–Es triste, pero está ocurriendo. Otro problema que existe y que nos gustaría que el Ayuntamiento solucionara definitivamente es la entrada de vehículos particulares en la zona centro para que los hijos y familiares accedan para, entre otras cosas, llevar al médico y a los hospitales a los mayores. Es un problema que se está planteando con relativa frecuencia. Incluso en Tejares, donde hay nuevas calles peatonales, se necesitarían este tipo de autorizaciones.

–En un caso de separación, ¿el Defensor del Mayor contacta con los Servicios Sociales?

–Sí. E inmediatamente nos atienden. Al día siguiente, en uno de estos casos de separación, ya tenían la teleasistencia en casa. Y también se ha conseguido que tuvieran servicio de limpieza, aunque no estaban separados legalmente. E incluso que alguno de ellos vaya a comer a uno de los centros de mayores, porque se encuentran solos. Aunque este tipo de casos no sean competencia del Defensor del Mayor estrictamente, nosotros nos ponemos en contacto con los hijos para que las separaciones sean legales y se reparta el patrimonio.

–También hay problemas de soledad.

–Sí, hay soledad cuando fallece uno de los cónyuges. Cuando las personas se quedan solas, en ocasiones hay que facilitarles algunos de los servicios sociales: ayuda a domicilio, comidas a domicilio...

–¿Las asociaciones de mayores han acogido bien al Defensor del Mayor?

–Sí. Y hemos observado que el 80% de las personas que están en las asociaciones no tienen los conocimientos suficientes para llevar administrativamente una asociación, con lo que pueden surgir problemas.

–¿Sigue en la Universidad de la Experiencia?

–En la Universidad de la Experiencia estuve tres años hasta conseguir el título. Porque fui también secretario de la Federación de Asociaciones de Mayores (FAMASA) durante nueve años y es un puesto que da mucho trabajo, preparando las propuestas que se llevan al Ayuntamiento y a las asociaciones.

–¿Hay algo que le hubiera gustado hacer y eche en falta?

–Viajar más es algo que me hubiera gustado mucho. Fui delegado de la International Police Association (IPA) y mantengo contactos con compañeros de muchos países del mundo. Cuando fui a Italia los motoristas nos acompañaron junto al autocar donde viajábamos... Fue algo que me gustó porque he sido policía local desde joven.

–El Defensor del Mayor va a descansar en agosto.

–Sí, porque además trabajamos autónomamente y con nuestros propios medios: hay trabajo que hacemos desde casa porque a la oficina de Peña Primera venimos los martes por la mañana. En septiembre estamos de vuelta en Peña Primera para atender presencialmente. La cita con el Defensor de las Personas Mayores puede pedirse por teléfono en el 923 279 163 o a través del correo electrónico defensordelmayor@aytosalamanca.es.

–En junio, sobre todo, ha habido quejas de mayores por ruidos en pisos.

–Por las fiestas de los estudiantes, que molestan a los vecinos. Los mayores llaman a la Policía para que intervengan porque los mayores somos más impacientes.

–¿Un éxito de este debut del Defensor del Mayor?

–Hemos conseguido ayudar a las asociaciones que querían que se cree la línea 15 del autobús urbano, de Pizarrales a los hospitales, y que la 14 también vaya desde El Zurguén a los hospitales sin transbordos.

–La era digital está dejando fuera de juego a los más mayores.

–Por lo menos hemos conseguido que, coincidiendo con la pandemia, el Ayuntamiento haya ampliado un poco el horario de atención presencial en la Administración local. Con la edad no nos callamos, pero como en la banca, todo va encaminado a la digitalización, que da quebraderos de cabeza a las personas mayores.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png