03 abril 2020
  • Hola

Así es el nuevo sistema de paradas ‘antiacoso’ del bus urbano en Salamanca

Se trata de una medida pensada para mujeres, menores y mayores de 65 años

19 feb 2020 / 16:43 H.

“Disculpe, podría dejarme cerca de mi casa. Me da miedo que puedan asaltarme”. Esta petición a los conductores de autobús urbano ha encontrado respuesta. El transporte urbano de Salamanca incorporará en sus dos líneas nocturnas las paradas a demanda, una medida ‘antiacoso’ que, tras implantarse el pasado noviembre en cuatro líneas del área metropolitana, llega también a la capital del Tormes

Las mujeres, los menores de 18 años, los mayores de 65 y las personas con discapacidad podrán solicitar al subir a los “búhos” que el conductor les deje en un punto del recorrido más cercano a su domicilio o lugar al que se dirigen. Así lo recoge una de las propuestas del Gobierno de Carlos García Carbayo para el futuro Reglamento de Usuarios del Transporte Urbano que presentará hoy en la Comisión de Policía el concejal de Tráfico, Fernando Carabias. Esta iniciativa, que ya se aplica en Madrid, Vigo, Vitoria o Zamora, entre otras ciudades, y cuyo objetivo es ofrecer una mayor seguridad y tranquilidad a los colectivos más vulnerables, se implantará solo en los servicios nocturnos y con unas condiciones que eviten los problemas que ya han surgido en otros de esos municipios.

Aunque, aún deben perfilarse algunos detalles, los autobuses jamás modificarán el recorrido que tienen establecido, los usuarios deberán solicitarlo en cuanto accedan al autobús, y la detención del vehículo se realizará garantizando la seguridad vial. Para ello, atendiendo a las recomendaciones de la Policía Local, la previsión es generar una serie de “paradas fantasma”, que se encontrarán a lo largo de todo el recorrido entre las oficialmente existentes y con una distancia no superior a 100 metros entre una y la siguiente, y en los que el vehículo pueda detenerse sin obstaculizar el tráfico ni suponer un peligro para el resto de los conductores. Por el mismo motivo, la petición deberá hacerse al entrar al vehículo o, al menos, con la suficiente antelación, y únicamente podrá utilizarse este procedimiento para bajar —nunca para subir— del autobús, y siempre se saldrá de él por la puerta delantera para garantizar una mayor seguridad. En cualquier caso, en manos del conductor quedará la última palabra a la hora de determinar si atiende o no la petición de los usuarios conforme a las condiciones que previamente fije el Ayuntamiento.

El servicio de “paradas a demanda” no se podrá poner en marcha hasta que se apruebe el nuevo reglamento del transporte público que, cumpliendo con los trámites que fija la legislación, recibirá el visto bueno definitivo poco antes del verano. Por ello, lo previsible es que se active en el último trimestre del año y se haga de forma progresiva comenzando solo por un día y extendiéndolo después a las noches y madrugadas de todo el fin de semana.

Bus gratuito para menores de 6 años

La normativa establece que solo los menores de 4 años están exentos de abonar un título de viaje. Por el contrario, en otras capitales, como Barcelona y Valladolid, han extendido esa gratuidad hasta los 16 años con unos abonos especiales. De momento, el Gobierno de Carlos García Carbayo apuesta ya porque los niños menores de 6 años disfruten de autobús completamente gratuito.

Los niños y jóvenes de hasta 30 años disponen de un abono mensual de bus por 14€ que permite usar las bicis de préstamo

En la Comisión de Policía, el edil de Tráfico y Transportes, Fernando Carabias, planteará que el futuro Reglamento de Usuarios del Transporte en Autobús Urbano recoja en su artículo 12 que solo “se exceptúan” de la obligación de pagar billete “los menores de 6 años”. Desde esta edad hasta los 30 años, los niños y jóvenes disponen, según la ordenanza fiscal, de abonos mensuales, trimestrales, semestrales y anuales a 14, 41, 80 y 155 euros, respectivamente, que además confieren el derecho a usar sin más coste el servicio de préstamo de bicis.