20 septiembre 2019
  • Hola

Así actúa el Hospital de Salamanca ante una picadura de avispa

Los alergólogos valoran si los pacientes han desarrollado una alergia y deben tomar medidas de prevención

17 ago 2019 / 19:26 H.

Me ha picado una avispa. ¿Debo preocuparme? La respuesta a esta duda la ofrece la propia picadura. Si la reacción inflamatoria está fuera de lo normal o la reacción del cuerpo es especialmente llamativa, entonces sí convendría tomar ciertas precauciones, porque es probable que a la siguiente picadura el desenlace sea mucho peor.

Con la temporada de alergias al polen casi superada, las consultas del servicio de Alergología del Hospital de Salamanca empiezan a poblarse de personas que han sido picadas por abejas o avispas durante el verano y temen haber desarrollado una alergia preligrosa.

El alergólogo Francisco Bellido explica que “la mayoría de picaduras con reacciones agudas suelen acudir primero a Urgencias o al médico de familia, y son ellos los que derivan a los pacientes al especialista”.

La época de más citas a causa de picaduras suele ser en septiembre. “Las picaduras se producen en verano, pero conviene dejar pasar unas semanas para que se normalice el sistema inmunitario”, apunta.

Los alergólogos del Hospital realizan análisis o, simplemente pruebas cutáneas para adivinar si esa persona ha desarrollado una alergia que puede ser peligrosa en caso de reincidir. “Cuando hay alergia se puede recetar adrenalina, para que la tenga a mano, o recurrir a la vacunación para que las próximas picaduras no le hagan tanto efecto”, explica Bellido.

PALABRAS CLAVE