20 septiembre 2019
  • Hola

¿Aprobarías el examen de nacionalidad que hacen los extranjeros en Salamanca?

La prueba incluye preguntas de la Constitución o aspectos socioculturales | El 95% consigue pasarlo

19 ago 2019 / 19:43 H.

El establecimiento hace casi cuatro años de un examen de castellano y otro de conocimientos para conseguir la nacionalidad española no ha supuesto un contratiempo para que los extranjeros pasen a ser españoles de pleno derecho, al menos a la vista de los resultados de los que han hecho la prueba en Salamanca. El 95% de los presentados desde que se pusiera en marcha en octubre de 2015 han aprobado, síntoma de que el examen se ha convertido en un mero trámite.

Los datos facilitados por el Instituto Cervantes, el encargado de gestionar las pruebas, reflejan que de las 1.197 personas presentadas en Salamanca, la inmensa mayoría, 1.141, consiguieron superarla. La información dada por el organismo público hace solo referencia a los aprobados en la prueba denominada CCSE, que examina los conocimientos políticos, culturales y sociales que tienen los extranjeros de España. Previamente, los inmigrantes procedentes de países donde el castellano no sea lengua oficial han de aprobar un examen del idioma para acreditar un nivel A2.

Antes de octubre de 2015, la legislación española no obligaba a superar ninguna prueba. De hecho, sólo bastaba con certificar que se llevaba viviendo en España un mínimo de tiempo. Por término general son 10 años, aunque este plazo se reduce a 5 en el caso de refugiados, a 2 para los procedentes de países iberoamericanos, Portugal, Filipinas, Andorra y Guinea Ecuatorial y a uno en determinados supuestos —que haya nacido en territorio español o estar casado con un nacional por ejemplo—. Este requisito continúa exigiéndose ahora, pero se le ha añadido la superación de la prueba de conocimientos, a lo que hay que sumar el pago de una tasa administrativa de 102 euros que antes tampoco se requería. A este coste se añaden 130 euros por la prueba de castellano para sacar el nivel A2 en caso de que sea necesario y 85 por el examen de conocimientos constitucionales y socioculturales.

Hay que tener en cuenta que los menores de 18 años y las personas con capacidad modificada judicialmente están eximidos de hacer el examen. La justificación que dio en su momento el Gobierno español para establecer la nueva prueba es que de esta forma se obtiene una acreditación suficiente del grado de integración en la sociedad española, circunstancia que en los más pequeños se suele dar por supuesta, ya que muchos han nacido en España incluso. La prueba también se exige a los sefardíes, los descendientes de los judíos que vivían en España y que fueron expulsado hace varios siglos del país. En este caso no se les requiere residencia, pero sí realizar los exámenes, además de tener que acreditar con documentos su origen.

Tramitación electrónica. El examen fue incluido dentro de un reforma legislativa que también modificó la forma de tramitación de las nacionalizaciones. Ahora este tipo de procedimientos tiene un carácter electrónico que tutela la Dirección General de los Registros y Notariados, por lo que todas las comunicaciones también se hacen por este medio. Salamanca, además, es una de las provincias del país que más oportunidades ofrecen a los extranjeros, ya que hay ocho centros habilitados en los que se pueden hacer las diferentes pruebas. De hecho, sólo las grandes ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia y Málaga cuentan con más habilitaciones. Los ocho centros salmantinos celebran, de acuerdo a las indicaciones del Instituto Cervantes, una vez cada mes la prueba de castellano, generalmente a mediados, y la de conocimientos generales, que tiene lugar el último jueves de mes. Los únicos meses en los que no se celebran son los de agosto y diciembre.

Puedes probar a responder las preguntas del examen con el documento adjunto a esta noticia.

Documentos