26 enero 2020
  • Hola

Aparecen cientos de radiografías con datos de pacientes en un descampado entre Calzada de Medina y Moriscos

Todas las pruebas radiológicas son de clínicas privadas y la Policía investiga el ‘vertido’ porque tiene información sensible

13 mar 2019 / 05:00 H.

La Policía Local está investigando la aparición de más un centenar de radiografías, con los datos personales de los pacientes, que han sido tiradas en un descampado que comunica Calzada de Medina con Moriscos.

El hallazgo se produjo este fin de semana y fueron varios los transeúntes que avisaron a las autoridades sanitarias de que se habían encontrado con cajas llenas de informes médicos y pruebas radiológicas.

Tras comprobar que todas las pruebas pertenecen a clínicas privadas —no es competencia de Sacyl— el personal de limpieza del Ayuntamiento de Salamanca se encargó de desplazarse a la zona para recoger el material y se abrieron diligencias a prevención en el juzgado porque contienen datos personales sensibles.

Uno de las personas que dio la voz de alarma asegura que “se podían leer todos los nombres y apellidos de los pacientes, las enfermedades que tenían, o las fechas en las que se realizaron las pruebas”. Precisamente las fechas, o que algunas de las pruebas fueron realizadas por radiólogos ya fallecidos, son los datos que confirman que se trata de un material bastante ‘antiguo’. “Hace bastante tiempo que no se utilizan las radiografías físicas. Ahora se almacenan en formato digital y cuando se le tiene que entregar al paciente se les da un CD”, explica como especialista Manuel Benavente, director del Hospital General Santísima Trinidad, que trabaja con una empresa perfectamente acreditada para la recogida de material antiguo, y se muestra sorprendido por el suceso: “La Policía está investigando quién ha podido dejar a la vista todo ese material. A priori no debe ser complicado para ellos encontrar al culpable, dado que están los datos de los pacientes, las fechas y quiénes les hicieron esas pruebas”.

Se barajan teorías como que un particular pudiera estar acumulando todo ese material, o que las empresas que se encargan del reciclaje de estas pruebas no haya cumplido con su cometido y se haya deshecho del material de la forma más torticera posible.

La Policía ha recogido muestras en la zona del hallazgo y todo el material se ha trasladado al Centro de Reciclaje de Gomecello para su correcto reciclaje.